Un conserje de una escuela, de origen nigeriano, ruega que se le permita a su hermano viajar a Londres para que se le pueda realizar un trasplante de médula ósea lo antes posible pues se encuentra en una fase crítica de la leucemia que padece.

Isaac Aganozor, conserje en Dulwich College, fue diagnosticado de Leucemia en agosto y necesita un urgente trasplante de células madre de su hermano Patrick quien vive con su familia en Nigeria. Patrick, cartero de profesión, solicitó viajar a Londres para realizar la donación a su hermano enfermo pero el gobierno británico acaba de denegarle el visado de entrada por no reunir los requisitos económicos exigidos para mantenerse en Londres mientras se efectúa la operación.

Anuncios
Anuncios

Todo ello a pesar del apoyo económico que Dulwich College ha ofrecido para pagar su viaje y estancia. Su hermano enfermo, Isaac, recibe altas dosis de quimioterapia para ganar tiempo en el hospital de St Bartholomew.

Una búsqueda en la base de datos nacional de donantes refleja que Patrick es un 50% compatible con su hermano y por tanto es la posibilidad más realista para realizar la donación antes de encontrar un donante con ese porcentaje de compatibilidad. Por ello, los médicos del hospital redactaron una carta recomendando vivamente la concesión del visado si se quiere llegar a tiempo de salvar la vida de Isaac. A pesar de ello ha sido rechazado.

La carta de denegación de la British High Commission en Lagos, consultada por el diario London Evening Standard, refleja que, a pesar de reconocer la enfermedad de Isaac y la necesidad del viaje para realizar la donación, ponderan las circunstancias económicas de Patrick como cartero y su sueldo de 75 euros al mes así como contar con los 2000 euros del viaje a Londres pero deciden denegar el visado de viaje porque: “Dadas sus limitadas circunstancias económicas en Nigeria dudamos de su interés para abandonar el Reino Unido una vez se realice el trasplante a pesar de tener comprado el billete de regreso”.

Anuncios

Isaac, de baja por enfermedad desde el mes de diciembre ha declarado que no hay ningún peligro de que su hermano desee quedarse a residir en Reino Unido pues debe cuidar de sus cuatro hijas y su madre enferma en Lagos (Nigeria). A pesar de ello los responsables de #Inmigración no han tenido en cuenta ni la limitada esperanza de vida para que Isaac reciba el trasplante ni las cartas de recomendación de su centro laboral o la carta de sus médicos y se han basado fundamentalmente en las circunstancias económicas para la adopción de la resolución final.

La diputada laborista por Dulwich, Helen Hayes, se ha reunido con el ministro de inmigración para tratar el caso pero ha respondido que se debe realizar una nueva solicitud de visado lo que supondrá contar con abogados especializados en legislación migratoria para hacer las pertinentes alegaciones que permitan conceder el visado. La señora Hayes ha declarado que le parece terrible la poca flexibilidad y compasión mostrada por parte del ministerio del interior y ha declarado según el diario Standard: “Estoy haciendo todo lo posible para presionar al ministerio del interior y que considere la nueva solicitud de visado como un asunto urgente para que Patrick pueda viajar antes de que la salud de Isaac se deteriore de manera irremediable”.

Anuncios

A pesar de todas estas presiones, el ministerio ha difundido una declaración oficial sobre el asunto indicando que todas las solicitudes son valoradas cuidadosamente en el marco de las leyes migratorias del Reino Unido y si el visado ha sido denegado siempre se puede solicitar uno nuevo que aporte la documentación requerida para su concesión. #Unión Europea #Emigración