Los ciudadanos ingleses no han aceptado el resultado del referéndum votado el pasado viernes, que optó por la salida de Reino Unido de la #Unión Europea. Pareciera ser que los británicos han tomado el verdadero peso que significaría el divorcio del bloque y no se han quedado de brazos cruzados. Este sábado más de dos millones trescientas mil personas han firmado en la web del parlamento británico la solicitud para volver a realizar la votación. 

Por sus propias lineas, el Parlamento está obligado a considerar todas las peticiones que obtengan más de cien mil firmas, lo que en este caso debería ser considerada a través de una respuesta oficial.

Anuncios
Anuncios

La petición, específicamente, exige que se repita la votación ya que no se ha alcanzado el sesenta por ciento en ninguna de las dos opciones con un índice de participación por debajo del 75 por ciento. 

Según la encuesta oficial del gobierno, el 75 por ciento de los electores entre los 18 y 24 años votaron por permanecer en el bloque europeo, y el 56% de los votantes entre 25 y 49 años también se mostraron a favor del "Remain". El acotadísimo triunfo del Brexit se debió principalmente al voto de las personas mayores de 65 años. El resultado del referéndum ha desatado la furia de la juventud inglesa, quienes argumentan que les quitaron el derecho a vivir y trabajar en los veintisiete países de la eurozona. El Brexit venció el pasado viernes con un 51,9 por ciento frente al 48,1 en contra de la salida y supuso una participación del 72,2 por ciento de la población. 

La mayoría de las firmas que piden una nueva votación proceden de Londres, Brighton, Oxford y Cambridge, las localidad donde se impuso con mayor fuerza permanecer en la Unión Europea y algunas de las más importantes, incluyendo la capital.

Anuncios

La elección del Brexit podría deberse a una campaña de miedo contra la inmigración en el país frente a la ola de refugiados que mantiene en vilo la capacidad de los países europeos, donde los principales disconformes son los adultos mayores quienes ven en ellos un peligro. Ahora le corresponde al parlamento tomar la decisión sobre la nueva votación.