Los centros de refugiados en Suecia han sido quemados en lo que parece una declaración en contra del gran número de refugiados que acoge el país. Los incendios han sido provocados en las precarias ``viviendas´´ que habitaban los migrantes, dejándoles sin refugio en un país nórdico en fechas hibernales.

La colocación de estos centros por parte del gobierno sueco es un bastante provocativa ya que los ha instalado en zonas rurales donde es más predominante el apoyo a la extrema derecha. Además se han repartido folletos a la población con las ubicaciones de los centros de refugiados. En la ciudad de Lund, prendieron fuego en un hogar previsto para menores no acompañados, la ubicación había sido expuesta en la web de un partido sueco.

Anuncios
Anuncios

Cabe destacar las declaraciones de Kent Ekeroth, legislador demócrata sueco: ``ustedes deben estar orgullosos de sí mismos, ya que son la punta de lanza que tenemos para recuperar nuestro país´´.

Suecia ha acogido más refugiados que ningún otro país europeo en proporción a su población. Con más de 100.000 demandantes de asilo y otros 90.000 que se esperan para este 2016, no parece que los ciudadanos suecos vayan a acogerlos con los brazos abiertos.

Uno de los refugios incendiados era una pequeña instalación que albergaba 14 demandantes de asilo en el claro de un bosque. Ahora tienen que hacer patrullas de guardia a temperaturas bajo cero para evitar que intrusos vengan a destruir su hogar temporal. Este incidente en el bosque de Munkedal no fue el único: hasta 12 incendios se han registrado en centros de refugiados en tan solo 1 mes, los cuales ahora la policía investiga si todos fueron provocados o algunos no.

Anuncios

Aunque no haya habido víctimas mortales la policía intenta resolver estos casos debido a la gran cantidad de refugiados que aún esperan.

También ha habido más ataques xenófobos, en Trollhattan a finales de 2015, un hombre con una espada asesino a 2 personas e hirió a otras 2 en una matanza racista en una escuela mayoritariamente de inmigrantes. En la puerta de un hotel que acoge a 250 refugiados han colocado un cartel en árabe que amenaza de muerte a los migrantes.

La mayoría de la población sueca está a favor de la acogida a los refugiados pero existe una pequeña minoría de extrema derecha que es quien provoca los altercados, seguramente influenciados por el partido demócrata de Suecia y su política anti-#Inmigración. #Unión Europea #Racismo