La crisis que golpea al mundo en todos sus niveles desde 2008 y, sobre todo a Europa,  plantea muchos interrogantes. ¿Se sabía lo que iba a ocurrir? ¿Alguien la planeó para aprovecharse?

En el año 2000, se reunieron en Nueva York los altos cargos de la Council on Foreign Relations (CFR), una organización estadounidense no partidista dedicada a la política exterior cuyos miembros son gente muy poderosa en Estados Unidos. La reunión se dio con un alto grado de secretismo, donde los asistentes pasaron pruebas y controles con el objetivo de que no se filtrara nada de aquella reunión.

La reunión consistía en una especie de juego donde los asistentes se dividirían en cuatro equipos que se dividirían diferentes ámbitos del país como economía, seguridad, Hacienda, etc.

Anuncios
Anuncios

El juego los ponía en una situación de #Crisis y los distintos equipos tendrían que actuar con la situación que había sido programada. 

La situación de crisis planteada en aquel "juego" era la misma que se cierne sobre el mundo en la actualidad, como caídas de la Bolsa, aumento del paro o el incremento del precio en algunas materias primas. También aparecieron situaciones como la guerra de Ucrania o la guerra de Siria, que están a la orden del día.

Este proyecto estaba planificado por un grupo de personas (los creadores del "juego") para poner a prueba una crisis que cambiase el orden imperante en el mundo y dar forma a otro tipo de sociedad; esa sociedad nueva que los conspiranoicos denominan como el "New World Order" ("Nuevo Orden Mundial").

La recuperación económica es citada por todos los gobiernos europeos especialmente, pero los datos muestran una realidad muy diferente a la tranquilidad que intentan instaurar los políticos en Europa.

Anuncios

Muchos economistas estadounidenses, como  Paul B. Farrell, han apuntado que un colapso de los que provocarían un desprendimiento del sistema es inminente. 

Los que han ideado esta crisis buscarían una situación de emergencia para convertir a la población en "esclavos" y que acepten cualquier condición.

Los mayores beneficiados de esta depresión serían los especuladores financieros y aquellos individuos y grupos reducidos pero poderosos, que moverían los hilos del sistema. 

La crisis lleva varios años implantada en el mundo  y los interrogantes acerca de la tesitura instaurada plantean varios interrogantes como qué va a pasar y cuál va a ser la drástica solución, si es que existe algún método por el cual se pueda escapar a este arrinconamiento provocado por unos pocos que dominan el mundo.

  #Unión Europea #Denuncia