Desde el uno de enero Países Bajos ha asumido la presidencia del Consejo de la Unión Europea para el próximo semestre. Los principales problemas que tendrá que afrontar son la actual #Crisis migratoria de refugiados sirios y la seguridad por ataques yihadistas.

Bert Koenders, ministro de asuntos  exteriores, mantiene que es esencial la cooperación entre todos los Estados miembros, para poder resolver este asunto que afecta a los intereses de la globalidad de la Unión. Para èl, la Unión Europea no puede quedarse al margen, no puede ponerse de perfil y quedarse a un lado, ante una cuestión que puede generar consecuencias impredecibles.

Anuncios
Anuncios

Es un reto que debe ser atajado por todos, con una posición común y valiente. Por otra parte, para la representante para asuntos exteriores de la Unión Europea, Federica Moguereni, este semestre será clave para reconducir estos problemas que se están planteando.

La intención esencial de Holanda es por un lado unir a todos los Estados miembros, y encontrar una política común que resuelva de una manera eficaz la crisis migratoria masiva de sirios que escapan de la crueldad de la guerra. Todo ello por motivos de seguridad interna, y por motivos humanitarios, debiendo dar ejemplo a la comunidad internacional. Es un desafío que debe afrontar la organización internacional. Por otro lado, se quiere asegurar y consolidar el mercado interno europeo, un aumento progresivo y acelerado de puestos de trabajo y un #Euro estable y fuerte.

Anuncios

No obstante, es la solidaridad el principio que va a caracterizar este semestre y será impulsado por gobierno orange, buscando un reparto justo y equilibrado de los refugiados. Esta decisión es sumamente valiente, toda vez que hay una presión interna por parte de la oposición para cerrar las fronteras y evitar un flujo fluido de los inmigrantes, aflorando además un sentimiento antieuropeísta creciente.

También se deberá tener una posición común en relación al yihadismo terrorista, en lo tocante al despliegue de la seguridad en el interior de la Unión, sin olvidar su posición ante una posible intervención militar en Siria, junto a Rusia y a Francia.

Sin duda, Amsterdam tiene ante sí un reto arduo, pero que al menos, en sus intenciones iniciales, demuestran que están a la altura de los acontecimientos. #Emigración