La Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) presentó un informe en el que se estima que, en los últimos años, han fallecido más de 420.000 personas en Europa a casa de los problemas atmosféricos. Estos decesos se han producido de manera anticipada y las causas estarían relacionadas con la alta contaminación que afecta el continente.

Los efectos de la contaminación en el ser humano producen trastornos físicos que merman su calidad de vida y llegan, incluso, a reducir la esperanza de vida. Interfiere notablemente en las economías de los Estados, especialmente en las partidas presupuestarias destinadas al sector de la salud.

Anuncios
Anuncios

Según el mismo documento, durante el año 2013, alrededor del 90 % de la población tuvo una sobreexposición a las partículas contaminantes, superando los parámetros establecidos por la Organización Mundial de la Salud.

De los 40 países analizados en el informe de AEMA, España ocupa el puesto 6, alrededor de unas 26.000 personas han muerto por la exposición prolongada a factores contaminantes como el PM 2,5, O3 o NO2.

Las carreteras suelen ser las zonas con mayor concentración de dióxido de nitrógeno, se han registrado tasas que superan los valores límites aconsejables. #Unión Europea #Calentamiento global