Desde que los informes PISA pusieran Finlandia en el podio de la #Educación, todas las miradas se han volcado a ese pequeño país en el noroeste de Europa. Solamente en España se reciben al año más de 360 denuncia de acoso escolar, por eso no es de extrañar, que una vez mas volvamos la vista hacia la metodología finlandesa.

El sistema implementado en las aulas de Finlandia se denomina KiVa (Kiusaamista Vastaan) y significa contra la intimidación. El método ya se utiliza en el 90 % de los centros educativos y consiste, básicamente, en integrar a los espectadores pasivos de las agresiones y amenzas. Las escuelas que emplean KIVA imparten clases especiales a sus alumnos a los 7, 10 y 13 años para explicar y reforzar valores y deberes.

Anuncios
Anuncios

Una vez que los centros de educación básica comenzaron con KIVA se redujeron los casos de acoso y violencia escolar a un 18 %. La estrategia para el óptimo funcionamiento consiste en centrar la atención en el grupo que observa como maltratan a un compañero. Los alumnos tienen clases y trabajos específicos sobre el bullying y se les enseñan pautas para detectar y actuar en casos de maltrato. El método, además de las clases, cuenta con tres adultos por centro educativo que actúa inmediatamente después de un registro de acoso. #Violencia de género #Niños