La #Unión Europea no contempla, de manera mancomunada, los derechos y obligaciones de los matrimonios homosexuales, pero acepta como válida la ley de cada país integrante. Tal vez, por ese motivo, solo unos pocos Estados permiten la unión civil entre personas del mismo sexo.

Holanda, Bélgica, España, Suecia, Portugal, Dinamarca, Francia, Reino Unido, Luxemburgo, Eslovenia y Finlandia sí reconocen por ley a los matrimonios homosexual y la posibilidad de adoptar niños. Portugal no permite la acogida de menores por parte de parejas del mismo sexo, pero hasta la Iglesia Luterana celebra estos matrimonios en sitios como Suecia y Dinamarca.

Anuncios
Anuncios

Con menos derechos, pero con reconocimiento de Unión Civil se encuentran Alemania, Austria, República Checa, Estonia, Hungría, Malta y Croacia. El principal obstáculo para la concesión de plenos derechos para los matrimonios homosexuales radica en la postura de la #Iglesia católica y Ortodoxa.

Según la regulación actual, una pareja puede estar casada legalmente en un territorio de la Comunidad Europea, pero no el país vecino.