¿Qué tienen en común Paris, Damasco, El Cairo y Moscú? A primera vista, poco. Pero es así sólo de punto de vista superficial,  fijándose sólo en lo obvio, sin entrar en las profundidades de geopolítica actual. Sin embargo, un pequeño esfuerzo de recordar unos hechos del recién pasado y de conectarlos entre si puede cambiar el cuadro sin parecer otra teoría conspirológica. Y la base es la pregunta que se aplica a cualquier crimen: ¿Quién se beneficia de aquello?

Empecemos por Egipto que era un país "amigo" de la URSS hasta que en los años 70  Anwar El-Sadat llegó al poder y se alió con EEUU e Israel y en 1981 fue asesinado por la KGB soviética pero oficialmente fueron proclamados culpables los islamistas radicales, antecesores de Al-Qaeda e ISIS.

Anuncios
Anuncios

Egipto dejó de comprar las armas rusas y se apostó por las estadounidenses. La Federación Rusa, heredera oficial de la URSS, y en particular su Presidente, no olvidaron esa traición de Egipto ni mucho menos. Y la herida casi cicatrizada se abrió de nuevo cuando, hace poco,  Egipto compró los "mistrales" que Francia negó a vender a #Rusia en el acto de protesta por su política agresiva en el Este de Europa, particularmente en Ucrania. 

Recordemos. El día 31 de noviembre en el aire egipcio se estrella un avión ruso. 224 muertos. La causa - un explosivo en el bordo. El Presidente ruso no expresa su pésame a las víctimas ni se cancelan las celebraciones calendarios en Rusia. Pero en unos días se cancelan todos los vuelos a Egipto y los  80.000 turistas que están allí se evacuan a fuerza. La economía de Egipto, que está basada en el turismo, se derrumba! (El sector del turismo ruso también pero al gobierno ruso no importa).

Anuncios

Egipto está castigado. Y ya en la mesa del Parlamento ruso está la iniciativa de prohibir los vuelos a Turquía y Túnez, los destinos turísticos más visitados por la clase media rusa después de Egipto. ¿Por qué? Según el gobierno, porque allí también habían los actos de #Terrorismo. Pero en realidad, porque la Crimea, anexionada de Ucrania en 2014, sigue estando vacía. Los rusos que estaban tan entusiasmados al robar esa península "paradisíaca" no tienen prisa para ir allí para pasar sus vacaciones. Y además el presidente turco últimamente no se posiciona como "amigo" de Rusia. 

Era evidente, y muchos analíticos lo predicaban, que el siguiente castigado será Francia. Por lo de mistrales. Y por el papel de Hollande en las negociaciones de Minsk para arreglar la situación en Ucrania. Y para reforzar el partido de la Le Pen, muy amiga de Putin. Y para meter Europa en un caos. Y encima la próxima cumbre de G20 en Ancara, donde la prioridad era Ucrania pero ahora será Francia con lo cual el papel amenazante de Rusia estará desplazado al fondo de los debates. 

Sumando los hechos se puede llegar a la conclusión que hay dos interesados en el acto de terrorismo de los más desmesurados que hemos evidenciado en estos días: ISIS y Rusia.

Anuncios

Los mismos analíticos rusos, y entre ellos hay muchos ex agentes de la KGB, afirman que detrás del atentado de Paris se ven las orejas del Kremlin. 

Lo más triste es que las víctimas de las peleas estatales son la gente de a pié. Esos que fueron a ver el partido de fútbol y un concierto. Y nosotros, siguiendo los medios, culpamos sólo a los terroristas musulmanes. Sí, lo son. Pero detrás de ellos están otros, los asesinos del guante blanco.