El 28 de Octubre ha sido el día elegido por el Parlamento Europeo para anunciar en Estrasburgo el fin de las subvenciones agrarias destinadas a la cría de los toros destinados a corridas. Hasta la fecha, se concedían subvenciones según la política agraria común a ganaderos que se dedicaban a la cría de toros cuya última finalidad era la tauromaquia. Ha sido el grupo de los Verdes / Alianza Libre Europea, que cuenta con 50 diputados en el parlamento, el propulsor de esta propuesta.

Actualmente el sector agrícola dedicado a este tipo de crianza recibe cerca de 140 millones al año destinados a dicho fin. Aunque la noticia es esperanzadora, el camino para llegar hasta la prohibición total y máxima de estas subvenciones es lento, ya que tiene que pasar por muchos órganos parlamentarios superiores, entre ellos el Consejo Europeo.

España es uno de los 8 países del mundo dónde se realizan prácticas taurinas.

Anuncios
Anuncios

El resto son Portugal, México, Perú, Colombia, Venezuela, Ecuador, y Francia. 

En España, de las 17 comunidades autónomas (más las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla), sólo 2 de ellas  son antitaurinas oficialmente: Cataluña y Canarias, aunque la gran mayoría presenta municipios antitaurinos o cuenta con movimientos antitaurinos. 

Esta noticia salta en pleno auge de debates y controversias sobre la continuidad de los toros: por una parte no paran de crecer las asociaciones y manifestaciones antitaurinas en las ciudades españolas, pero por otra las escuelas de tauromaquia están cada vez más en boca de todos.

Rioseco, Navas del Rey o Almería son algunos de los últimos lugares que se han sumado a impartir clases sobre cómo enfrentarse a un toro (Andalucía cuenta con más de un 50% de las escuelas activas de España).

Anuncios

Hace apenas unos días era la Escuela Taurina de Madrid la que era premiada con el premio Nacional de Tauromaquia por sus enseñanzas. 

¿Debería ser España oficialmente antitaurina? o, por el contrario, ¿es la tauromaquia una tradición que no deberíamos perder? El debate está servido.  #Unión Europea #Animales #Educación