Es noticia de actualidad que se lleva difundiendo por todos los periódicos del Mundo. El asesinato ocurría en la tranquila ciudad de Toulouse al sur de Francia. Esta ciudad es famosa por sus vinos y por su buen clima, pero hace apenas unas horas se ha hecho noticia de un brutal asesinato llevado a cabo por 3 jóvenes. Parece mentira que ésto suceda en un país como Francia tan civilizado. Pero así ha sido y es que en todos los países cuecen habas. Se deberían preguntar ciertos organismos sobre que medidas deberían adoptarse ya que cada vez es más frecuente estos tipos de asesinatos inspirados en series o películas de televisión. Así mismo nos podemos preguntar: ¿Deberíamos prohibir la televisión más agresiva? ¿De que forma se puede tratar estas situaciones para que no ocurran más? ¿Cómo surgen estas conductas?

El supuesto asesinato fue realizado por 3 jóvenes, de entre 19 y 23 años en la ciudad francesa.

Anuncios
Anuncios

El cuerpo de Eva Bourseau apareció el 3 de agosto de 2015 en un estudio de Toulouse. La policía ha realizado un examen detallado y ha averiguado que se produjo durante la noche del 26 al 27 de julio.

Dos de los tres hombres se plantaron en la casa de la chica, en estado de drogas y con el objetivo de matar a la chica y de paso robar toda la casa. Los posibles culpables estudiaban matemáticas en la ciudad, y utilizaron una barra de hierro y un puño americano. Ésto se ha calificado de violencia extrema.

Poco después inspirándose en la serie de televisión "Breaking Bad", intentaron disolver el cuerpo sumergiéndolo en ácido clorhídrico en un bidón de polietileno para fingir la desaparición de la estudiante. Durante una semana, fueron al estudio para comprar el estado en el que se encontraba el cuerpo de la fallecida.

Anuncios

Utilizaron desodorante para combatir contra el olor del cadáver.

Los presuntos asesinos estaban relacionados con el tráfico de drogas, un mundo que la joven habría empezado a tocar hace algún tiempo. 

El motivo del asesinato puede ser la deuda que tenía la joven con los cabecillas que oscilaba en torno a unos 6000 euros.

Lo que más sorprende a las autoridades es el hecho de que los asesinos no tenían antecedentes penales y disponían de unos magníficos resultados académicos. #Avances televisión