En la Guerra de las Galaxias lo ocurrido ayer sería que Han Solo Varoufakis y Luke Skywalker Tsipras han conseguido liberar a la princesa Leia, secuestrada en el Partenón y establecer en Grecia la base rebelde. Pero todos sabemos que esta batalla no es el final y que la próxima película se llamará "El Imperio Contraataca".

De hecho, la primera escena de la continuación la ha protagoniza el propio Varoufakis, héroe del enfrentamiento del gobierno griego con la Troika, presentando su dimisión y quitándose de en medio para dar más opciones Tsipras en la negociación.

Ayer votaron los griegos, pero su voto no decidía sólo para Grecia, lo que estaba en juego ayer en Grecia y desde ayer en toda Europa es qué modelo de Europa se construye a partir de ahora. Lo que es evidente ya es que la gestión neoliberal y austericida que los poderes financieros han dictado en Europa ha fracasado estrepitosamente y está a punto de finiquitar a la propia #Unión Europea.

Anuncios
Anuncios

Lo que los poderes financieros decidirán a partir de ahora es completamente imprevisible, en primer lugar, porque son seres completamente desconocidos, por lo menos para el común de los mortales. Si son gentes de negocios que lo único que pretenden es hacer negocios es posible que aún tengamos esperanza, pues sabrán que mantener la Unión Europea como una zona generadora de riqueza y con alto poder de consumo es un buen negocio. Si, por contra, tienen otros intereses que no son estrictamente económicos ... que Dios nos pille confesados.

Sin embargo, la decisión no será de esos misteriosos poderes financieros, la decisión será política. Serán los políticos europeos los que, en última instancia, tendrán que decidir qué Europa se construye a partir de ahora. Estaba claro en el alineamiento de fuerzas políticas europeas con respecto al referéndum de ayer en Grecia.

Anuncios

Por un lado, claramente con el sí, estaban los conservadores (PP) y socialdemócratas (PSOE) que son los principales gobernantes de la Unión Europea en las últimas décadas, la alemana Merkel y el francés Hollande son sus líderes más representativos actualmente. También con el sí, aunque de forma más crítica, estaban los "centristas varios" que no han tenido muchas responsabilidades de gobierno hasta la fecha, que aquí estarían representados, por ejemplo, por Ciudadanos.

Alineados con el No claramente, todos los radicales de izquierdas (Podemos, Izquierda Unida) y los euroescépticos, siempre críticos con la Unión, como el UKIP británico la la francesa Le Pen.

El problema de la Unión Europea es que no es una unión que funcione como verdadera unión. Que es un conjunto de naciones, en el que los ricos mandan y los pobres sufren o por lo menos así ha sido hasta ahora. Porque ahora resulta un gran problema el problema griego y a los rescatados Irlanda, Portugal o España se nos aprieta al cinturón sin piedad, mientras nadie se acuerda de que no hace muchos años que los primeros en saltarse las normas presupuestarias comunitarias sobre déficit fueron, precisamente, Alemania y Francia, sin que ello les supusiese mayor problema.

Anuncios

El problema es para los gobernantes de los gobiernos tradicionales de la Europa pobre, que están asumiendo medidas muy impopulares y con un alto coste electoral, por orden del Imperio, y que ahora están encontrándose con los Syriza, los Podemos y otros. Los socialdemócratas europeos del Sur ya se lo están replanteando seriamente. Ahora falta saber si Merkel y los ricos tendrán cintura e interés en mantener Europa unida. #Euro #Crisis en Grecia