Los jefes de Estado y de Gobierno de la zona #Euro acordaron ayer un plan que Grecia debe seguir para evitar abandonar el Euro. El Presidente de la Comisión Europea, Donald Tusk, destacó que Europa está preparada para el "Grexit" y para enviar "ayuda humanitaria" al país heleno. Situó la pelota en el campo de Grecia y la reacción no se ha hecho esperar.

Esta mañana el MEDE, Mecanismo Europeo de Estabilidad o fondo europeo de rescate, ha confirmado que Grecia ha presentado la solicitud oficial para un tercer rescate. Esto supone que acepta continuar bajo supervisión de la #Unión Europea durante tres años más.

En la petición el Gobierno griego se compromete a llevar a cabo "un conjunto de medidas para ser implementadas en las áreas de la estabilidad fiscal, financiera y el crecimiento económico" así como a incluir "acciones adicionales que llevará a cabo la República para modernizar la economía".

Anuncios
Anuncios

Alexis Tsipras ha garantizado que presentará "reformas creíbles" durante esta semana para convencer a la Unión Europea de que acepte la petición de ayuda. El portavoz del Ministerio de Finanzas alemán, Martin Jäger, situó esta misma mañana el límite temporal para llegar a un acuerdo entre Atenas y los acreedores en el próximo domingo. De no ser así habrá que comenzar a debatir "escenarios" alternativos a la permanencia de Grecia en la eurozona.

Antes de llegar a este punto el Eurogrupo analizará el día 11 de julio el plan que expondrá el Gobierno heleno y el día 12 se celebrará una cumbre donde se decidirá si se aprueba un tercer rescate a Grecia o se comienza a tramitar su salida del Euro. En el caso que se autorice este nuevo rescate deberán abordar las negociaciones cuanto antes ya que Atenas debe hacer frente a los vencimientos con el BCE, Banco Central Europeo, el próximo día 20.

Anuncios

Para encarar estos compromisos Grecia debe recibir los fondos de la UE, acción que no se dará más que aplicando los ajustes correspondientes.

El escenario es menos alentador que el que se sometió a referéndum el pasado domingo pero, según ha explicado el primer ministro griego en su intervención esta mañana en el Parlamento Europeo, pretende un acuerdo "equilibrado" que evite una "ruptura histórica". "Tenemos un mandato claro y rotundo del pueblo griego, no estamos para entrar en colisión con Europa, sino para cambiar las mentalidades y propuestas que han dañado nuestra economía", ha dicho Tsipras ante un hemiciclo dividido que lo ha recibido entre aplausos y silbidos. #Crisis en Grecia