En el Frente Nacional (FN) francés, que parecía unido y triunfador, ha estallado una pequeña guerra por el flanco más inesperado: la propia familia que gobierna el partido, y más si es la Presidenta y el Presidente de Honor, hija y padre respectivamente. Una guerra que germinó hace días, con unas declaraciones de Jean-Marie a varios medios y continuó la cosa como una bola de nieve.

"Me opongo a la candidatura de [Jean-Marie] Le Pen [como cabeza de lista en las elecciones regionales en Provenza-Alpes-Costa Azul], por que está en una espiral entre la estrategia de tierra quemada y el suicidio político. El FN no quiere verse como rehén de sus groseras provocaciones. Su objetivo es perjudicarme. Vamos a reunir al Comité Ejecutivo para encontrar el mejor medio de proteger los intereses del Movimiento [Azul Marino]".

Estas palabras son de Marine Le Pen, absolutamente insólitas teniendo en cuenta que Jean-Marie, su padre, es como un dios en el FN, partido fundado por él en 1972.

Anuncios
Anuncios

La gota que colmó el vaso de la paciencia de la hija fueron las declaraciones de su padre calificando de "detalle de la Historia" las cámaras de gas donde seis millones de judíos fueron exterminados, y de negar en todo momento que la invasión alemana hubiera sido terrible para los franceses. Y además, él mismo decía en su entrevista para "Rivarol": "Nunca me sentí traicionado nada más que por los míos".

Además, refiriéndose a la presencia de "fervorosos pétainistas" (partidarios y defensores del mariscal Philippe Pétain, líder de la funesta Francia de Vichy, en realidad controlada por los alemanes) en el partido, dijo sobre él: "Nunca consideré al mariscal Pétain como un traidor. Fuimos muy severos con él tras la Liberación [de Francia por los aliados]. Y nunca he considerado como malos franceses o como gentes intratables a quienes conservaron su estima por el mariscal".

Llega a atacar a Manuel Valls, el Primer Ministro de origen catalán, diciendo: "Valls es [ciudadano] francés desde hace 30 años, yo lo soy desde hace mil. ¿Cuál es el apego real de Valls a Francia? ¿Este inmigrante ha cambiado del todo?"

Marine Le Pen, obsesionada con conseguir lo que llama "desdemonización del FN", es decir, quitarle todo rastro de su pasado sórdido y mostrarlo como un partido civilizado y decente, ve estas palabras de su padre como inaceptables, y por primera vez, ha actuado tajantemente y amenaza con sanciones duras y ejemplares contra él.

Anuncios

Louis Alliot, pareja de Marine, dice en su Twitter: "La entrevista de JMLP con antorcha antisemita es perfectamente escandalosa y nuestro desacuerdo político es irreconciliable". Florian Phillipot, número dos del partido, dice en este medio: "La ruptura política con JMLP es total y definitiva". Jean-Marie, lejos de retractarse, llega a preguntarse, en declaraciones a los medios, "si la señora Le Pen debe de preguntarse si sabe que esto que quiere hacer es útil a la causa que ella pretende servir", nombrando a su propia hija casi como si fuera una desconocida. #Unión Europea