Mientras la Unión Europea debate nuevas políticas migratorias en Italia acaba de descubrirse una banda que traficaba inmigrantes.

El grupo, altamente organizado, operaba desde Sicilia y cobraba cerca de 3.600 € por persona. El importe abonado ni siquiera garantizaba el traslado seguro entre el norte de África e Italia. Las autoridades policiales del citado país informaron que se trata de una banda que forma parte de una red que tiene presencia en otras ciudades. Los cabecillas de esta organización clandestina obtenían beneficios que rondaban el millón de euros por embarcación. Los principales sopechosos son un etíope y un eritreo, implicado en el naufragio en Lampedusa, en julio del año pasado.

En el continente europeo han entrado en los primeros tres meses del año más de 57.000 personas de manera ilegal. La cifra es tres veces mayor que la registrada para la misma fecha en el 2014. Según la Agencia Europea de Control de Fronteras (FRONTEX), España se ve especialmente afectada por las vías de acceso terrestre que conforman Ceuta y Melilla. Se estima que 6 de cada 10 personas que intenta ingresar a Europa de manera ilegal  lo hace por las vallas de estas ciudades españolas. Mayoritariamente el ingreso de inmigrantes `proviene de Siria, Marruecos, Argelia y Camerún. #Inmigración