Es la nueva sensación en Rusia, reunirse con los amigos a matar el rato y de paso recibir un par de descargas eléctricas de 10.000 voltios con los llamados taser. Fueron creados como un arma de descargas eléctricas que neutraliza por completo a cualquier objetivo humano, pero salvando ciertos inconvenientes como el de matar al objetivo. Pero en la tierra del vodka, del frio extremo y de Putin le han encontrado un uso bastante más recreativo, si eres un adicto al dolor.

Su creador el boxeador Valery Eschenko bautizó este juego como Perm, en honor a su ciudad natal. Allí es donde sus participantes se reúnen y practican este pasatiempo solo apto para gente extremadamente valiente y amante de las "emociones fuertes". Tiene todas las ventajas en cuanto a emociones se refiere comparadas con la ruleta rusa, pero sin el inconveniente de que uno de los participantes muera (siempre y cuando no sufra alguna dolencia especifica o lleve marcapasos).

Podría decirse que es la ruleta rusa de nuestra generación, de hecho guarda las mismas reglas y elementos de el juego original. Los participantes disponen de pistolas, cartuchos y tambores de revólveres prácticamente idénticos a los originales, todo esto para determinar quien es el vencedor de tan atrevido invento. No es una bala si no una descarga de 10.000 voltios la que por fulmina a uno de los contrincantes.

Existen dos modos de competición, el clásico 1 vs 1 en el que los rivales se van pasando la pistola, la que apuntan a su cabeza para darle mas dramatismo a la situación, hasta que uno de los dos cae. Y después tenemos el "triangulo del amor" en la que 3 oponentes y varios taser se usan. Dentro de esta modalidad hay dos submodalidades, una en la que cada jugador lleva una pistola que apunta al de al lado, y otra en la que cada uno lleva dos pistolas para apuntar a los restantes, para así multiplicar las opciones de "bingo"

Todo esto aparte de por el interés necesario, se hace por el premio del torneo. Si has tenido suerte y eres el único en no sufrir una descarga, te llevarás el bote acumulado de los 200 rublos que cada concursante aporta como entrada a fin de poder entrar al torneo. Además del premio para el ganador los finalistas se llevan medallas y bueno, una descarga de 10.000 voltios que seguro no olvidarán tan fácilmente.