Las relaciones entre la #Unión Europea y Grecia han entrado en un nuevo escenario. El rechazo del siguiente tramo de ayuda de la Troika y la desautorización a este ente como interlocutor ha desatado la inestabilidad de los mercados. Después de lo que pareció un cordial recibimiento y una importante reunión en la visita a Grecia del presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, nada más lejos de la realidad. El primer ministro griego, acompañado de su ministro de Finanzas, Yanis Varufakis, manifestaban delante del Eurogrupo que la Troika no era un interlocutor válido.

Un anuncio al que siguió el del fin de las negociaciones con este ente "creado con principios podridos", ofreciendo su colaboración a las instituciones y las naciones europeas en busca de una solución al problema griego y de otros países de la Eurozona.

Anuncios
Anuncios

Lejos de quedar ahí, en las últimas horas, Varufakis ha confirmado que el gobierno griego rechazará los 7.200 millones de euros que Samaras pactó con la Troika en un nuevo tramo del rescate, desatando la locura en los mercados.

Tanto fue así que en cuestión de minutos el selectivo heleno se desplomaba un 14% elevando su prima de riesgo de nuevo hasta instalarla 250 puntos básicos por encima de cuando el gobierno de Syriza se hizo con el poder. Las últimas informaciones que llegan desde los diarios salmón de Grecia hablan de una fuga de capitales como nadie recordaba en mucho tiempo, y que el nuevo Ejecutivo asegura estaba prevista, una vez que las entidades financieras helenas acudieron al fondo de liquidez de la Unión con antelación al cambio de gobierno en el país.

En cuanto a los próximos pasos a dar por el gobierno griego, después de anunciar el fin de las privatizaciones de los sectores estratégicos y anunciar la multiplicación por tres del salario mínimo, pasa por el aumento de las pensiones, congeladas en los últimos años, y la readmisión de los funcionarios despedidos en los últimos meses. Grecia se ve cumpliendo íntegramente su programa social y se ve haciéndolo dentro del euro. Habrá que ver si esto es finalmente posible.