Según afirman varios medios, el eclipse total de Sol, que tendrá lugar el próximo 20 de Marzo entre las 8:40 y las 12:50 horas, podría dejar sin abastecimiento eléctrico a gran parte de Europa, debido a la gran dependencia que esta tiene de las llamadas energías fotovoltaicas (fuentes de energías renovables que producen energía gracias a la radiación del sol) y que escaseará dicho día. "Será una prueba sin precedentes para el sistema eléctrico de Europa" apunto el "The financial times.

La Red Europea de Gestores de Redes de Transporte de Electricidad (Entso-e), encargada de gestionar el problema, afirmó que "se está haciendo todo lo posible para minificar al máximo todas las posibles consecuencias del fenómeno".

La Entso también informó, de que los países más afectados a nivel energético posiblemente serían Alemania y Italia, calculando una pérdida de producción del 42% y del 37,4% respectivamente, esto se debe, a que son los países que más dependen de la energía fotovoltaica.

Anuncios
Anuncios

Aún así, aunque estos dos países pudieran ser los más afectados, el resto de países también podrían sufrirán las consecuencias debido "a la interconexión eléctrica".

Según el director de la Unión Española Fotovoltaica, José Donoso, todo el déficit que pudiera existir en el campo fotovoltaico sería cubierto por centrales de ciclo combinado" o incluso, por la eólica "llegó a afirmar".

También mostró rechazo a creer que se produciría el supuesto corte eléctrico, alegando que en Europa existe una sobreproducción de energía. En cuanto al posible problema por apagón brusco en generadores fotovoltaicos Donoso invita a creer que el asunto está ya controlado por los transportistas.

El eclipse, a nivel lumínico, no afectará a todos los países por igual, en Turquía por ejemplo la oscuridad prevista no superará el 25%, en España creen que alcanzará el 67%, mientras que el más afectado será Dinamarca con un 83%.

En 1999 fue la última vez que un eclipse de estas magnitudes oscureció Europa, pero de aquellas el continente no dependía del desarrollo en masa de energía fotovoltaica, por eso, sin duda, este es un fenómeno que no se debe obviar y que hay que tomar en serio.