La masacre en la redacción de la revista francesa “Charlie Hebdo” va a dar mucho que hablar todavía. De momento, la última noticia es que los sospechosos, 48 horas después de la barbarie, están atrincherados en una empresa de Dammartin-en-Goële, cerca de París, y mantienen retenidos a varios rehenes.

A esta hora se sabe que la policía está estrechando el cerco en torno a ellos y hasta un total de cinco helicópteros están sobrevolando la zona a la espera de poder evitar una nueva masacre de personas inocentes.

Antes del atrincheramiento de los sospechosos en la citada empresa de las afueras de París se ha producido un tiroteo con la policía del que se sabe que no ha habido víctimas pese a las primeras informaciones recibidas.

Anuncios
Anuncios

Al parecer, los sospechosos del atentado terrorista han robado un coche y se han dirigido hacia la zona industrial de las afueras de París donde permanecen atrincherados con rehenes. Dicho vehículo fue sustraído esta mañana por los hermanos Kouachi, según se ha podido saber por diferentes fuentes como la cadena RTL, ya que los testigos presenciales en la zona del robo han logrado identificarles.

Se sabe que el ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve, ha ordenado la puesta en marcha de un operativo policial y que se ha desplazado hasta la zona una unidad de élite conocida como el GIGN (Groupe d'intervention de la Gendarmerie nationale), especializados en situaciones límite de #Terrorismo y rehenes.

También se ha desplazado hasta la zona la Policía Judicial francesa, que ya desde ayer buscaban a los sospechosos en la región de Picardía, plagada de bosques e ideal para ocultarse.

Anuncios

La policía está extremando las precauciones y ha pedido a los habitantes de la región en cuestión que no salgan de sus hogares ni se acerquen a las ventanas para evitar males mayores.

Los yihadistas sospechosos de la masacre de “Charlie Hebdo” son viejos conocidos de la policía, conocedores, ahora más que nunca, del peligro de los hermanos Kouachi. Por ello, se han desplegado en estas últimas 48 horas un total de 88.000 efectivos encargados de la búsqueda y captura de ambos.

La situación actual es extremadamente peligrosa, ya que se cree que van armados con lanzagranadas y kaláshnikovs. #Unión Europea