La formación de izquierda radical Syriza ya ha comenzado a dar sus primeros pasos al frente del gobierno griego. Después de encontrar un aliado y nombrado a sus ministros en un tiempo récord, las primeras medidas no se han hecho esperar.

Tanto es así que, un día después de presentar a su nuevo equipo de ministros, Alexis Tsipras ha dado luz verde para que su nuevo Ministro de Reconstrucción Productiva, Medio Ambiente y Energía, Panayiotis Lafazanis, paralice "inmediatamente" la privatización de las empresas energéticas griegas. Minutos antes de entrar en su primer Consejo de Ministros, Lafazanis indicó a la prensa que"vamos a tratar de hacer la corriente más barata para impulsar la competitividad y ayudar a las familias", que llegaba justo después del anuncio de Primer Ministro Griego de su primera medida como líder heleno: Multiplicar por tres del salario mínimo en Grecia.

Lejos de quedar ahí, el Consejo de Ministros ha acordado una línea maestra de actuación inmediata formada por una serie de medidas de urgencia para mejorar la situación de los más desfavorecidos, entre las que se encuentra el ofrecimiento de luz gratuita a los más de 300.000 hogares que no pueden acceder este servicio básico.

Anuncios
Anuncios

Asismismo, otra de las piezas clave del nuevo gobierno de coalición de Grecia, el viceministro de Economía e Infraestructuras, Jrístis Spirtzis, indicó a los medios de comunicación helenos que uno de los principales objetivos del nuevo Ejecutivo es paralizar todas las privatizaciones en marcha que vayan en contra de los objetivos sociales marcados en línea roja por el nuevo Gobierno, tal y como se incluía en el programa que fue refrendado por el pueblo griego. De esta forma, sectores como los que afectan a la dirección de los puertos y aeropuertos del país, que estaban en proceso de privatización serán abordados por un nuevo equipo gestor nacido de los órganos de gobierno.

Spirtzis, a su vez, anunció que se encuentra preparando la visita de Bruselas que tendrá lugar en las próximas horas, en las que manifestará cuál es la nueva hoja de ruta a la que se debe atener la Troika.

Anuncios