Dada la situación de crisis en la que se encuentra España, cada vez son más los jóvenes y no tan jóvenes, los que se están planteando irse a trabajar fuera al extranjero. Sin embargo, la falta de información, que apenas incluso se les facilita en el departamento de orientación laboral del SEF, les hace a estas personas más dificultoso tomar la decisión.

Uno de los puntos más importantes con los que se debe de contar es el idioma, por ello el inglés está resultando el idioma más estudiado hoy en día. Tener el idioma del país al que deseamos marchar, aumentará casi en un 90% las posibilidades de encontrar un puesto laboral. Aún así, siendo objetivos, no todos los que marchan encuentran #Trabajo, especialmente de forma rápida, pudiendo gastar una gran cantidad económica de dinero a lo largo de su estancia en el país extranjero en busca del trabajo, es por ello que si se cuenta con poco dinero quizás no sea el momento adecuado para empezar la aventura. Los países más demandados son, sin lugar a dudas, Gran Bretaña y Alemania. A continuación, te presentamos algunas de las condiciones básicas con las que deberías contar para poder optar a un puesto laboral en el extranjero.

  • La experiencia resulta imprescindible, pudiendo optar de esto modo a un mayor abanico de puestos laborales y mejor pagados. De primeras no te ilusiones con encontrar un trabajo relacionado con tus estudios por ejemplo, puesto que puede que tu primer trabajo en el extranjero resulte estar relacionado con el turismo y la hostelería. También puedes tomar como opción la de au pair, puesto que no suelen pedir el idioma y te ofrecen alojamiento gratuito y, además, un pequeño incentivo económico.
  • Las personas jóvenes, de 18 a 35 años tienen más posibilidades.
  • Si no tienes ningún contacto en el extranjero que te pueda ayudar a buscar empleo, puedes comenzar tu búsqueda a través de los diferentes sitios web de ofertas laborales e incluso en agencias laborales.
  • Redacta un buen y completo curriculum vitae en inglés.