El día después de la masacre en la redacción de París de Charlie Hebdo continúan las búsquedas de los asesinos, identificados en los dos hermanos franco-argelinos, Said y Cherif Kouachi, considerados los autores de la masacre. Los dos hombres serían localizados cerca de Villers-Cotterets, 85 km al noreste de París. No se entiende bien, en cambio, la posición de Amir Mourad, el chico de 19 años que se entregó a la policía francesa. Mourad habría ido a la policía después de haber sido advertido por algunos amigos de que su nombre circulaba por la red entre los sospechosos de la policía. El joven, sin embargo, habría proporcionado una coartada a los agentes.

Anuncios
Anuncios

Algunos de sus compañeros podrían testificar, de hecho, que se encontraba en la escuela durante las horas del ataque.

En esta investigación sobre el ataque había "varias detenciones" y algunas personas vinculadas a los asesinos están bajo custodia. Esto es lo que ha afirmado el primer ministro francés, Manuel Valls. Según fuentes judiciales citadas por los medios de comunicación, los detenidos son siete, incluyendo al mismo Mourad. Mientras tanto, fue confirmado que el apartamento registrado por la policía científica en Reims es la casa de Said Kouachi, que según el testimonio de un vecino vivía allí "desde hacía poco más de un año." "Nos cruzábamos y nos dábamos los buenos días, nada más, nunca hemos tenido problemas de vecinos", ha agregado el hombre, quien asegura que Kouachi "era musulmán practicante, pero nunca lo he visto hacer proselitismo".

Anuncios

En Francia hay la máxima alerta, de hecho, el Palacio del Elíseo fue blindado después de que los terroristas de Charlie Hebdo fueron avistados en la carretera hacia París. Todos los accesos a París están bloqueados después de la señalación del coche con los presuntos terroristas a bordo. Se supo de fuentes de la policía. La vigilancia, ha dicho la BFM TV, es particularmente intensa en los dos puntos de acceso desde el noreste, la Porte de la Villette y Porte de Pantin. Los criminales, han dicho los medios de comunicación franceses, fueron senalados por el operador de una estación de gasolina en la carretera nacional Rn2, en Villers-Cotteret (Picardía), viajando hacia París, a bordo de un Clío gris abollado frontalmente, con la matrícula oculta. En el coche había varias armas pesadas, fusiles Kalashnikov y lanzacohetes.

Pero esta parece una guerra sin fin. De hecho, según el Ouest-France, varias granadas fueron lanzadas en el patio de la Mezquita de Sablons, en la rue de la Bertiniere, y una de ellas habría estallado.

Anuncios

El mismo periódico afirma que no habría heridos, mientras que la carretera fue bloqueada por la policía. Según afrimaron, una ventana fue golpeada por un disparo. Por ahora no hay detenidos. A las 6:00 de la mañana hubo también una explosión "de origen criminal" frente a un restaurante de kebab, cerca de una mezquita en Villefranche-sur-Saone. Afortunadamente no hay víctimas, pero no hay informes de posibles vínculos con el ataque a Charlie Hebdo. #Unión Europea #Terrorismo #Libertad