Adelaide, Antelope, Aurore y Duc du Maine, son algunos de los sofisticados nombres con los que, no hace muchos siglos, bautizaban a los barcos negreros que, procedentes de tierras de África y América, llegaban a las costas europeas cargados de personas cuyo destino era la esclavitud. Poco ha cambiado esto en pleno siglo XXI. Esclavos versus inmigrantes.

En menos de dos semanas, han sido interceptados tres ruinosos cargueros en las costas italianas. Uno de estos "barcos fantasmas", carente de tripulación, fue echado al mar por desaprensivos y mafiosos traficantes de personas inocentes. En su interior, más de 450 inmigrantes se jugaban la vida tras haber pagado grandes sumas de dinero en su intento de búsqueda de una vida digna.

Anuncios
Anuncios

Este carguero, de nombre Ezadeen, fue hallado por la Guardia Costera, a pocos kilómetros de Crotone.

Una nueva forma de jugar con la vida de cientos de inmigrantes y ganar mucho dinero con poco esfuerzo y ningún riesgo para estos traficantes de personas que, a fin de "rentabilizar su negocio", no tienen ningún escrúpulo a la hora de abandonarlos a su suerte, y los dejan a la deriva y a merced del mar.

El pasado 2014 y procedentes de África, fueron más de 200 mil inmigrantes los que trataron de atravesar el Mediterráneo, tres mil de ellos jamás lo consiguieron y los que lo hicieron, tal vez, hayan sido devueltos a su destino de origen.

Esta estrategia mafiosa pone en alerta a los gobiernos de Europa que temen que, a partir de ahora, ésta sea la nueva y rentable forma de traficar con la vida de miles de personas.

Anuncios

La guerra, la pobreza, los derechos robados, que empujan a multitud de inmigrantes a abandonar su país y a sus familias, en busca de un futuro incierto, constituye un negocio redondo para estos desaprensivos que, sin duda, podrán dormir tranquilamente sobre montones de miles de dólares en su mayoría, manchados de sangre y de sueños frustrados. Y, por favor, antes de lanzar al aire frases hechas, con connotaciones xenófobas, pongámonos en la piel de los que la tienen de distinto color. #Inmigración #Racismo