El presupuesto del incendio en el ferry 'Norman Atlantic' es cada vez más grave. Por ahora las muertes confirmadas son once y ocho los cuerpos recuperados hasta el momento. Asimismo, se sabe que 310 son las personas salvadas, pero no hay noticias de otros 179. Estas cifras añaden más angustia a la tragedia en un acontecimiento en el que la única certeza es sólo el número de muertos.

Para aclarar lo que ocurrió a bordo del ferry fue interrogado el capitán, Armilio Giacomazzi, después de ser desembarcado en Brindisi desde el barco de San Giorgio. Incluso los pasajeros y los miembros de la tripulación fueron escuchados, como testigos, a borde del barco de la Armada.

Anuncios
Anuncios

Una operación que se verifica ahora después de cada naufragio. Por el momento, los únicos sospechosos son el propio Giacomazzi y el propietario Carlo Visentini; de hecho, podrían acreditárseles los delitos de naufragio culposo, homicidio involuntario múltiple y lesiones.

Las acusaciones del sobreviviente inglés

Desde el Reino Unido llegan las duras palabras de Nick Channing-Williams, que se salvó después de muchas horas de miedo con su novia. El hombre ha dicho haber tratado con los otros pasajeros de conectar los cables de remolques por un remolcador para el ferry, pero la tripulación durante esos momentos cruciales fue imposible de rastrear. No hubo miembros de la tripulación allí.

En una entrevista con el Times Así Channing-Williams habla de su terrible experiencia a bordo del 'Norman Atlantic': "Los miembros de la tripulación bajaron con las primeras chalupas salvavidas.

Anuncios

Había tantas mujeres y niños bloqueados en el barco, ¿por qué no fueron las primeras personas en la cola para entrar en la chalupa? Era un desastre, y creo que alguien debería avergonzarse". Palabras que si se confirman, llevarían enormes sombras en la gestión de emergencias. También por esta declaración, los responsables del ferry son los que arriesgan más y tendrán que responder, delante de la justicia, a las numerosas acusaciones contra de ellos.