Aunque parezca mentira la higiene y el cuidado de un lugar en concreto puede significar un factor importante a la hora de desarrollar enfermedades o infecciones. Por eso mismo, será preciso y necesario mantener una buena limpieza, sobre todo en lugares públicos y más aún en hospitales donde las enfermedades e infecciones son algo en continuo movimiento.

Pues bien, se ha dado a conocer que 12 por ciento de los ciudadanos que pertenecen a la #Unión Europea reconocieron haber sufrido un efecto causado en parte por la atención en la sanidad, no solo en cuanto a infecciones que podían haber adquirido por nivel sanitario, sino también en errores en la medicación.

Anuncios
Anuncios

Una cifra increíble y sorprendente es que aún se produzcan casi 40 mil muertes anuales en la Unión Europea a causa de infecciones que se han contraído en centros de carácter sanitario, pues no solo se habla del coste humano, sino también por el coste económico que estos problemas abarcan.

De acuerdo con los cálculos de la Comisión Europea, se gastan más de 7 millones de euros anuales en este tipo de aspectos sanitarios. Un último informe de la comisión ha develado que hay dos principales razones por lo que ocurre esto: una de ellas es la falta de preparación o formación especializada para la seguridad con el paciente y, por otra, la carencia de sistemas de unificación y avanzados. Este informe ha sido analizado en Roma (Italia).

Sin embargo, por lo visto en España, Irlanda o Eslovenia los pocos recursos hacen que sea difícil la implantación de nuevas políticas de seguridad del paciente.

Anuncios

Además también dificulta el mantenimiento de proyectos que se especializan y el crear programas de formación.

Parece ser que hoy en día el porcentaje de ciudadanos europeos en cuanto a este problema ha mejorado. Un poco menos del 50% de los ciudadanos afectados por alguna infección contraída en el hospital o algún aspecto en relación con un tratamiento que se le haya mandado lo ha hecho saber. En comparación con las cifras del año 2009 la situación ha mejorado aunque aún quedan cosas por hacer, ya que casi el 40% ha dicho que tras informar sobre su caso no se le ha hecho algo para remediarlo.