Fuentes cercanas al ejecutivo que preside Rajoy explicaron que se hará todo lo posible para que #Cataluña no sea independiente, mirando de no ampliarse las medidas impuestas por Artur Mas que afectan a temas tributarios y a la consolidación de embajadas. Ayer, en la clausura de Estados Libres y Buen Gobierno en Corporaciones Locales, Rajoy prometió seguir ayudando a través del fondo de liquidez autonómica, advirtiendo que no se pondrá en tela de juicio la unidad de España.

El líder socialista catalán criticó que Rajoy llegaba tarde y mal y que no se ganan votos menospreciando a Cataluña, añadiendo que la solución estaba en el federalismo. Rajoy explicó que, a partir de ahora, el gobierno hablará más con los interlocutores sociales que con los consejeros. La otra actuación es la creación de estructuras de Estado y cómo intervenir en ellas, transfiriendo dinero con objetivos finalistas para no gastarlo en otros temas. Mas se ha dedicado a crear estructuras inútiles y caras y a recortar presupuestos en educación y sanidad así como a pagar a una agencia internacional para encontrar apoyos a la #Independencia catalana.

Artur Mas no hablará del gasto que se hizo pues está por encima de lo reconocido oficialmente. A los populares de Cataluña se les sigue negando el acceso a la información de estos datos y han presentado una queja ante el defensor del pueblo catalán. Piden transparencia, acceso a los informes mensuales y facturas. Referente a las embajadas, que dicen no servir de nada, y que Mas intenta reforzar y continuar con otras estructuras de Estado, el Gobierno central recuerda que son competencias del Estado, no de la Generalitat.

Si de verdad el gobierno central presidido por Rajoy cree que Cataluña va a dejar de luchar por tener su independencia con estas medidas es que no se entera. Les deseo lo mejor, tienen derecho a un referéndum. Después de que una amplia mayoría manifestase el deseo de ser independientes de España, negarlo es no querer hacer frente a los cambios sociales.