Que las ciudades europeas son portadoras de una gran cultura y de un gran simbolismo de su historia en cada calle no es nada que a nadie le asuste. Hace poco conocíamos los datos de visitas de una de las ciudades más importantes a nivel europeo, Madrid, en las navidades, donde además de las visitas por estas fechas, la cantidad de cultura derivada de la ciudad es interminable. Así, cada año, como escaparate de la interminable cultura de las ciudades europeas, una o dos ciudades son mostradas como representantes de la Capital Europea de la Cultura son nombradas por el Consejo y Parlamento Europeo, siendo la elegida para el año 2015 la ciudad Belga de Mons, compartiendo el trono de las ciudades Europeas "más importantes" el año que viene con Bristol, que será la Capital Verde Europea en 2015.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, no todo son luces y sonrisas y ayer se derrumbó una de las esculturas significativas, la llamada "El Pasajero", realizada por el artista belga Arne Quinze. La escultura consistía en una serie de escaleras que se encontraban en un nivel inferior sobre una de las calles más importantes de la ciudad. De esta manera, disponían de una serie de "fluorescentes" que le permitían cambiar el color de las mismas jugando con los colores y la sensación que causaba al viandante a medida que avanzaba el día. Fue inaugurada hace 19 en un acto conmemorativo orientándose hacia mostrar a la población junto con la inauguración de la figura anteriormente mencionada las actividades que va a traer tras de sí ser Capital Europea de la Cultura de 2015.

Las causas se desconocen, debido a que, según comenta el artista, los cálculos estaban bien realizados y las pruebas de carga posteriores que se realizan en obras de semejantes características, debido a ser un riesgo exponencial en el caso de desprendimiento para los viandantes, no mostraban ninguna complicación por parte de la obra.

Anuncios

Así, se estudian las causas de la caída fortuita de la obra que afortunadamente se saldó sin mayores daños que los materiales, sin dañar a ninguna persona afortunadamente, ya que la calle que poseía dicha obra era una de las más transitadas de la próxima Ciudad Europea de la Cultura, de manera que ésta permanecerá cerrada hasta que se esclarezcan las causas que lo ocasionaron.