Albañiles, paletas o como deseen calificarlo, la industria británica de la construcción está contratando profesionales de este gremio, oficiales albañiles, ante la falta de mano de obra cualificada según informa la consultora de recursos humanos Manpower. Y es que faltan operarios y hacen falta ya.

Lo que puede significar una importante válvula de escape para miles de españoles que ahora mismo llevan meses e incluso años sin trabajar. Por tanto todo aquel que lea esto y conozca parados de la construcción ya puede decirle que se contacten con Manpower en el Reino Unido pues la cosa va muy en serio y la demanda de albañiles es de alta a muy alta ahora mismo.

Anuncios
Anuncios

Pongamos algunos datos a modo de ejemplo. En una vieja mina de carbón ubicada en Battersea Power Station se está transformando en una zona de oficinas y departamentos, en un auge de la industria de la construcción que se está viviendo en Londres. Vamos más allá, un estudio publicado hace apenas unas horas revela que al menos 2000 compañías dedicadas a la construcción no pueden licitar en este momento dada la escasez de mano de obra.

Mark Hill, director general de Manpower explica que los salarios normalmente rondan en unos 630 euros por semana, unas 500 libras pero se han visto obligados a doblar la cifra para atraer extranjeros, por el momento los que han respondido a las ofertas son portugueses pero sigue siendo importante la demanda de mano de obra y los salarios ahora mismo no bajan de 1200 euros semanales.

Anuncios

Dentro del mismo estudio el 2014 ha sido un muy buen año en creación de empleo dentro del Reino Unido y según Hill son numerosas las empresas, sobre todo las dedicadas al sector del agua o la electricidad que opinan que la creación de empleo en el país se incrementará sensiblemente durante el transcurso del 2015.

Todos estos datos son esperanzadores para los cientos de miles de españoles que se encuentran atravesando situaciones límites debido al parón continuado de la industria de la construcción española, por tanto la inglesa sería una salida transitoria interesante y sumamente viable, incluso con la barrera del idioma, algo que en pocos días estando dentro del país dejaría de ser un obstáculo.

España hoy mismo no puede siquiera garantizar que la salida a la crisis esté cerca, pero sí puede "exportar" rápidamente a decenas de miles de obreros especializados de la industria de la construcción, incluso preparar los mismos en cuanto al idioma en cuestión de semanas y recuperar esa inversión por medio de las divisas que ingresarán al país pues las familias de los mismos permanecerían en territorio español, algo que puede solucionar varios problemas a la vez. Atravesamos una situación de emergencia, casi de emergencia social y si el gobierno está al tanto de esta situación debería reaccionar enviando a Inglaterra esa mano de obra necesaria y hacerlo ya.