Suena surrealista pero es así. ¡Rusia compra petroleo en Venezuela! "Rosneft", la primera petrolera rusa, ha firmado el segundo contrato del suministro de petróleo y productos derivados con la venezolana PDVSA (Petróleos de Venezuela SA). Así se informó en el comunicado de prensa oficial de la empresa estatal rusa. Según el documento, en los próximos cinco años, PDVSA venderá a "Rosneft" más de 1,6 millones de toneladas de petróleo y 9 millones de toneladas de productos derivados. No se informó el importe del contrato.

El primer contrato de largo plazo las partes celebraron en mayo de este año en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo.

Anuncios
Anuncios

Bajo estos acuerdos empresa venezolana ya ha entregado a Rusia cerca de 375 mil toneladas de productos derivados del petróleo. Venezuela es una región estratégica para "Rosneft", considera el analista de Alfa Bank Alexander Kornilov. "Rosneft" y PDVSA participan en varios proyectos conjuntos en la producción de petróleo en Venezuela, tales como Carabobo-2 y Carabobo-4, Junín-6, Boquerón y Petroperija. El presidente de la estatal petrolera venezolana confirma que la rusa "Rosneft" tiene una gran presencia en el país poseyendo las participaciones en varias empresas mixtas, como por ejemplo, PetroMonagas.

Por otro lado, en su país "Rosneft" no atraviesa los mejores momentos. La mala gestión, falta de las nuevas tecnologías, corrupción y despilfarro, entre otros factores, la llevaron a tener una deuda multimillonaria.

Anuncios

Aparte de los problemas internos, la crisis que atraviesa el país por su política internacional, en consecuencia de la cual está bajo las sanciones impuestas por los EE.UU. y UE, ha sido un duro golpe para la economía en general y "Rosneft" se encontró entre las empresas más afectadas. La situación es tan preocupante, según su propia dirección, que se vieron obligados a solicitar la ayuda del Estado de unos 1.500 millones de dólares, el hecho que ha provocado una gran indignación de ciudadanos, a sabiendas de los millonarios sueldos de los directivos de la petrolera y de sus estrechas relaciones con el presidente Putin.

Y ahora viene la incógnita de la compra en Venezuela. La gente se pregunta si se acabó el petroleo en Rusia o es una maniobra de especulación. Los analíticos explican que los pasos similares se llevan a cabo en los siguientes casos: en primer lugar, cuando la compra de petróleo sale más barata que la producción propia, y por lo tanto permite no sólo ahorrar dinero sino también ganarlo en la reventa.

Anuncios

Dicen que esta práctica es muy rara y poco utilizada pero en la situación actual de la bajada del precio del crudo sin precedentes, tampoco la descartan.

En segundo lugar, si la producción de petróleo del país se cae y para proporcionar el volumen necesario, se tiene que comprar más. Igual funciona cuando se trata de ahorrar los recursos propios en las condiciones económicas desfavorables en el mercado. Y en tercer lugar, este tipo de prácticas tiene lugar cuando quieren apaciguar a los nuevos o viejos "amigos", una especie de pastel. Cuál de estas opciones satisface "Rosneft" - ya veremos. Sin embargo, es obvio que sus propias funciones la empresa claramente ya no es capaz de realizar.