Hace ya ocho meses desde que pasaron por Madrid las Marchas de la Dignidad. Ahora, han vuelto a  ponerse en camino, convocando una semana de lucha que comenzó el pasado lunes con una multitudinaria movilización de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) en contra de los casos de desahucios en la Capital. La PAH denuncia que sólo en la comunidad de Madrid hay más de 40 desahucios al día de vivienda pública y unos 80 desahucios diarios por hipotecas.

La llamada semana de lucha, culminará el sábado 29 de Noviembre en diversas manifestaciones programadas en todas las capitales provinciales. Los organizadores estiman que se conseguirá reunir aproximadamente a cinco millones de ciudadanos.

Anuncios
Anuncios

El sábado 29N, se repetirá la forma de actuación del 22M, pero a nivel regional, confluyendo todas las manifestaciones en las capitales de cada provincia. Los ciudadanos piden el fin, de una vez por todas, de las políticas de austeridad, que no hacen otra cosa que empobrecer cada vez más a la mayoría social.

Su consigna sigue siendo “Pan, trabajo, techo… dignidad”, una lucha constante simplemente por una vida digna, en contra de este sistema en el que cada vez crece más la desigualdad y la pobreza. En España, según los datos publicados recientemente por el diario El Mundo, uno de cada cinco ciudadanos vive por debajo del umbral de la pobreza, lo que supone un 20,4% de la población. La #Crisis y los recortes han hecho y siguen haciendo un daño tremendo y, muy al contrario de lo que propaga el gobierno sobre los datos macroeconómicos favorables, –aquellas famosas “raíces vigorosas” – la realidad es que a pie de calle, se vive una auténtica “emergencia social”.

Anuncios

Reivindican igualmente, que la deuda es “ilegítima y odiosa” alegando que los ciudadanos no son los responsables de haberla contraído. Aseguran que el pago de la deuda está creando una situación alarmante de paro, sobre todo entre los más jóvenes, que son condenados al exilio forzado, y también de mermar los derechos de todos los ciudadanos.

Uno de los portavoces de las Marchas de la Dignidad en la capital, Leopoldo Pelayo instó a todo el mundo a “rebelarse y salir a las calles contra un sistema que sólo busca el enriquecimiento de una minoría”. Asegura que esta crisis no es más que una “gran estafa”, producto de la supremacía del capital sobre la democracia, por lo que vuelven a mostrar su rechazo al gobierno de la Troika.

En estas Marchas, confluyen una multitud de organizaciones populares con distintas reivindicaciones pero con un fin común. Entre ellas, destacan varios colectivos de apoyo a las víctimas de la violencia de género, que el pasado 25N, Día Internacional contra la violencia hacia la mujer, convocaron una marcha en apoyo a aquellas mujeres que sufren la violencia machista.

Anuncios

También destacan los colectivos juveniles y de la Marea Verde, que critican las políticas de recortes en educación que ha llevado a cabo el actual gobierno y declaran, que “la educación pública ha sido uno de los derechos fundamentales que primero, y más duramente, ha sufrido los recortes”. Reclaman una educación pública de todos y para todos, a la que no sólo los ricos puedan acceder. 

Hoy miércoles, continúan las protestas. De nosotros, los ciudadanos, depende el resultado. Nos encontramos ante una situación de alerta social, una situación límite, que nos insta a dar una respuesta colectiva. Por lo que a mí respecta sólo pido: “Pan, trabajo y techo” en definitiva, Dignidad.