La Comisión de la #Unión Europea piensa que en España se han hecho progresos, pero pide aún más esfuerzos con el fin de mantener el Pacto de Estabilidad. Europa no confía en que España pueda cumplir dicho pacto, alegando que el plan presupuestario del país conlleva un déficit excesivo. También han puesto el punto de mira sobre Bélgica, Francia, Italia, Malta, Austria y Portugal, y otorga un plazo de cuatro meses para que se corrija este rumbo.

En el pasado mes de octubre, cada Estado de la Unión entregó a Bruselas su borrador presupuestario para el próximo año 2015. La Comisión ha opinado sobre aquellos países que, según su criterio, incompatibilizan con el Pacto de Crecimiento y Estabilidad.

Anuncios
Anuncios

En el día de hoy, la UE ha considerado que España es uno de los países que suscita riesgo de incumplimiento. Por ello, el equipo del presidente de la Comisión Europea, Jean – Claude Juncker, solicita a España, entre otros, que se adapten las medidas presupuestarias nacionales de tal manera que estas no supongan un riesgo para la estabilidad de la Unión.

Preocupan especialmente países como Francia, Italia y Bélgica. Será que el número de parados en estos países todavía no asciende a una cifra de su agrado, o que el salario mínimo de franceses, italianos y belgas, es aún demasiado alto, puede que aún conserven algo de dignidad en sus puestos de trabajo, o incluso tienen demasiados derechos para gusto de la Troika, entiéndase la ironía.

Europa, exige más medidas a España con el fin de seguir recortando el déficit.

Anuncios

Será que, después de sufrir durante años las políticas de austeridad impuestas por la UE en nuestro país, - que han resultado del todo ineficaces -, a los señores y señoras de la Comisión Europea aún no les basta. Desde luego que aunque parezca que no, las cosas aún pueden ir a peor.

La Comisión, por tanto, ha “invitado amablemente” a las autoridades españolas a adoptar las medidas oportunas dentro del presupuesto nacional para garantizar el plan de Estabilidad, o para lo que viene siendo, en otras palabras, el pago de la deuda.

Según el informe, Bruselas cree que con “políticas que impulsen el crecimiento, un control estricto del gasto, un aumento de la eficiencia general y la continuación de las privatizaciones" se garantizaría el cumplimiento del Pacto y, esto contribuiría al mismo tiempo, al cumplimiento de los objetivos de deuda para los próximos años.

El eurodiputado de Podemos, Pablo Echenique, en su intervención del pasado 26 de noviembre dejó muy claro que los presupuestos de la UE le parecen “tacaños y poco sociales”, pero admitía que eran a la vez redistributivos, lo cual significa que los países más ricos, aportan más proporcionalmente al conjunto. Señaló, que este tipo de solidaridad entre los pueblos, aunque todavía es pequeña, nos hace a todos algo más que socios, “nos hace hermanos y más fuertes”. “Porque una Europa desigual es injusta y triste, pero también es pobre y frágil”, decía Echenique.

Los países del norte, sin embargo, se empeñan en seguir abriendo egoistamente la brecha entre ricos y pobres; entre el norte y el sur, y esto nos hace, como dice el eurodiputado de Podemos, una Europa mucho más débil y gris.