Bildu, que gobierna en la Diputación de Gipuzkoa, va a colocar paneles indicadores de gran tamaño para indicar a los conductores que están transitando por la nación vasca y, como era de esperar, no se ve el castellano por ninguna parte, sólo en euskera e inglés. Según Bildu, esto fortalece de manera nítida la estructura y la imagen nacional para que quede claro la intención de contar con una estructura viaria vasca que, de esta manera, se conocerá mejor en el exterior por los visitantes extranjeros. La portavoz del gobierno foral dice que le da igual la realidad administrativa y cree que no tendrán ningún problema con las administraciones de España o Francia y tampoco con las Instituciones Comunitarias ya que la carreteras son competencia de la Diputación.

Anuncios
Anuncios

En el partido político creen que la polémica es absurda, ya que consideran que la ciudadanía vasca agradecerá esta medida para que se sepa que se circula por una nación, Euskal Herría. Descartan poner más carteles ya que esta actuación va encaminada a indicar tal condición de país independiente a los visitantes que vengan por carretera desde Europa. Acciones como estas, carentes de importancia práctica pero cargadas de simbolismo, son parte de la estrategia del nacionalismo vasco para ir ganando la batalla subliminal. Estas pequeñas medidas, junto a otras de más calado como la educación o la diferente tributación vasca (todos los españoles no somos iguales), van poco a poco colaborando en que la idea de un País Vasco independiente en la práctica sea una realidad.

El gobierno de Rajoy a buen seguro no hará nada, medida sin gran alcance por la que no merece la pena bajarse al ruedo vasco que ya bastante tienen con el catalán, así acabará este tema.

Anuncios

Europa se encamina, o al menos lo intenta, a una verdadera unión y los nacionalismos siguen haciendo la guerra por su cuenta, dividiendo a la gente y complicándonos la vida. Los políticos de Bildu con su manera tan "afable" de gobernar y el gobierno de Madrid cediendo en los más variados aspectos como todos los ejecutivos desde el 78 para mantener su cuota de poder.