Lo acontecido este pasado Domingo en #Cataluña, el famoso y ya mítico 9N , donde según los datos del recuento hecho por los voluntarios próximos a asociaciones independentistas como la Asamblea Nacional Catalana y Ommium Cultural, nos deja con unos resultados de algo mas de 2.000.000 de catalanes votando en una votación anulada por el Tribunal Constitucional sobre un total de casi 6.000.000 que estaban llamados a votar por la Generalitat de Cataluña pese a la prohibición del TC.


Los resultados son claros, 1.800.000 catalanes votaron a favor de que Cataluña sea independiente del resto de España, es decir, un 80% a favor del SI-SI.


No son resultados sorprendentes entendiendo que este simulacro de consulta ha sido llevado a cabo por asociaciones independentistas con voluntarios en prácticamente su totalidad independentistas por lo que los resultados no extrañan en absoluto y el hecho de creer que no haya habido un recuento neutral o que se haya votado mas de una ocasión (ante la falta de censo y de control de la votación) esta muy patente en la opinión publica.


Que la Generalitat quiera utilizar estos resultados en los que solamente un 30% de la población catalana ha ido a votar para desafiar al Gobierno Español y por lo tanto al Estado Español, es una falta de respeto absoluta hacia la democracia y deja claro que la Generalitat solo busca la confrontación total y absoluta contra el resto del Estado para su proyecto independentista.


El Gobierno de España y el Tribunal Constitucional han sido desobedecidos por un gobierno catalán que en lo único que piensa es en la independencia frente a un Gobierno Central que con su inmovilismo y sus casos de corrupción día si y día también, esta dando alas al mayor desafió político que vive la España democrática por parte de un gobierno autonómico.

Si el Gobierno de España que tiene la obligación de cumplir y hacer cumplir la ley a cada uno de los ciudadanos de este país sigue con su ya pesado inmovilismo ante los desafíos de unos gobernantes catalanes que se han saltado las leyes, esta dando carta blanca para que cada ciudadano haga lo que quiera en este país ya que como a dicho Artur Mas " el Estado ya no nos da miedo".