Hoy, 9 de noviembre de 2014, Alemania celebra el 25º aniversario de la caída del Muro que desde 1961 mantuvo dividida no solo su capital, Berlín, sino todo un país. Berlín Este y oeste. Comunismo y capitalismo, que marcaron la historia del país durante tantos años, vieron, en 1989 el fin de una era, de un conflicto. La Guerra Fría acabó y la reunificación de las dos Alemanias supuso la reapertura de un proceso democrático para unos ciudadanos que habían encadenado la dictadura nazi y la comunista. Las cicatrices de aquel largo muro permanecen no solo en el suelo de la capital alemana sino también en el recuerdo de sus protagonistas.

Con el fin de la Segunda Guerra Mundial en territorio europeo en 1945, la división política y territorial de Alemania entre las potencias aliadas ya anunciaba el gran bloque de hormigón que separaría totalmente la República Federal de la Democrática.

Anuncios
Anuncios

155 km de hormigón que la noche del 9 al 10 de noviembre de hace 25 años fueron demolidos, 28 años después de su construcción. Fueron los propios ciudadanos berlineses quienes formaron parte de aquel simbólico acto dispuestos con todo tipo de instrumentos, desde picos hasta martillos. Incluso virtuosos como el violonchelista Mitislav Rostropovich, que había tenido que exiliarse al Oeste, acudió a los pies del Muro para animar con su instrumento a aquellos que lo demolían. Asimismo, a partir de la iniciativa del artista Bodo Sperling, se llevó a cabo la idea de conservar algunos trozos del Muro con el objetivo de crear una galería de arte urbano. El proyecto fue aceptado por artistas de ambos lados, y más de 100 artistas internacionales acudieron y plasmaron en aquellos pequeños bloques de hormigón sus murales por la #Libertad.

Anuncios

Son infinitas las historias que giran entorno a ambos lados del Muro. Así como también lo son las escenas de aquella noche de noviembre, todo un símbolo hacia la libertad, que hoy, 25 años después, son recordadas. El desplome de un Muro que supuso un antes y un después no solo en la historia de los alemanes, sino también un inicio de cambios en el resto del mundo. Hoy, 8.000 globos iluminan un sector de 15 kilómetros del recorrido original de aquella construcción, y serán liberados para recordar de manera simbólica los pasos hacia la libertad.