Londres ha comenzado una promoción para quitar definitivamente los coches diésel de la circulación, para ello el alcalde londinense Boris Johnson ha ofrecido 2.000 libras ( 2.500 euros) a cada usuario que quiere cambiar su coche diésel, por un automóvil más ecológico. Esta nueva propuesta supondrá una inversión de 300 millones de euros, y dejar fuera de circulación 150.000 coches diésel.

Londres ha declarado la guerra a la contaminación del aire, ya que la circulación de los coches diésel provocan un efecto muy nocivo en el aire. Se estima que en Londres mueren cada año 4.300 personas relacionadas con la emisión de carbono.

Los coches diésel emiten unas pequeñas partículas de polvo, PM2.5s y PM10, que son las realmente nocivas. El alcalde también aclaró que lamenta muchísimo todos aquellos que en su momento compraron estos vehículos, creyendo que hacían lo correcto, ya que se suponía que los mismos eran más ecológicos. Por ello, ofrece este incentivo de dinero para hacer más meno este cambio.

Londres lleva consigo varias luchas contra la contaminación, ya que en el 2010 la Comisión Europea le dijo al Reino Unido que debería reducir la contaminación ambiental que sufrían para ese entonces en Londres, ya que en el 2012 serían la sede de los Juegos Olímpicos. Así fue como el alcalde londinense presentó una estrategia contra la Contaminación Ambiental, e impuso una serie de medidas. Fue a partir de estas medidas cuando se revocaron las licencias de los taxis de más de 15 años, se impusieron límites para la circulación de vehículos en las Zonas de Baja Emisión, y sobretodo se promovió el uso de los coches eléctricos. Estas medidas también se focalizaron en el uso de un sistema para limitar la contaminación en los comercios, y la readaptación de casas y oficinas.

Antes de ello, Londres en el año 2003 había aprobado la "tasa de congestión", se basa en concreto en reducir los coches que circulan entre semana por el centro de la ciudad, para ello cobraba doce euros.

Esperemos que Londres sea el ejemplo a seguir por otras capitales de la Comunidad Europea. #Unión Europea