La gran noticia de estos días, el #Referéndum sobre la #Independencia de Escocia, ya tiene un resultado: No a la independencia, con apenas el 55% de los votos. Tal y como predecían, no iba a ser una victoria aplastante por ninguna de las dos partes.

La participación en esta votación ha sido un gran éxito, con un 84,48% de participación. Para que se hagan una idea, en las elecciones generales de España del 2011, la participación fue del 71,69%, es decir, prácticamente un 13% menor que en el referéndum de Escocia.

A causa de la derrota de aquellos que querían la independencia, la libra ha subido después de haber experimentado una bajada del 1% la semana anterior, por el miedo a la independencia de Escocia.

Anuncios
Anuncios

Después de este referéndum, el primer ministro de Inglaterra, David Cameron, se ha comprometido a acelerar nuevas transferencias a Escocia, a Gales e Irlanda del Norte, así como trabajar en una reforma que dé más libertad a estas regiones y una mayor descentralización, como una gestión más autonómica de la sanidad y del sistema fiscal.

Inglaterra es un país donde para votar, no hay que enseñar el DNI ni ningún otro documento de identificación ni fotografía, tal y como se hace en España, si no que se da el nombre, y ya puedes votar, por lo que no parece tan raro que hayan diez alegaciones por suplantación de voto de personas que fueron a votar, y no pudieron a causa de que otra persona ya había con sus nombres por ellos.

Inglaterra tiene la democracia más antigua del mundo, y ha sido y, en ciertas ocasiones, lo seguirá siendo, un modelo a seguir para el resto del mundo, en un mundo donde muchos países aún no saben que es la libertad de voto, de expresión, de decisión de su propio futuro, donde se cierran fronteras a fotógrafos para que no se fotografíe el interior de un país, como es el caso de Corea del Norte, por poner un ejemplo.

Anuncios

En presidente David Cameron dice no arrepentirse de la posibilidad de que los habitantes decidan su futuro, de que se haya hecho una votación para ver las opiniones, aunque no había otro remedio, puesto que en Inglaterra no tienen una constitución, y allí, el referéndum sobre este tema, es totalmente legal. #Unión Europea