Poco imaginaba el hijo mayor de Pipino El Breve obligado a correinar con su hermano Carloman, como era costumbre en los reinos de la Alta Edad Media, y que a la larga acababa en una división de facto del reino; se convertiría en el Emperador de Occidente, y el punto de inflexión entre la Alta y Baja Edad Media. Hoy Carlomagno es considerado el padre de la Europa moderna porque en su basto reino promovió la enseñanza, la erudición y sobretodo favoreció el intercambio de culturas, no sólo de los pueblos que quedaron dentro de las fronteras del Sacro Imperio Romano Germánico, ya no Reino Franco, sino de los de fuera de estas, dando una idea de un solo mundo independiente de las fronteras. 

Pero el resurgir de Occidente seguramente no estaba in mente de Carlomagno cuando aprovechando la división del reino Aquitania, territorio más al sur de la zona asignada a Carlomagno, se subleva y su hermano decide no ayudarlo. Su hermano, que disponía de mayor riqueza agrícola en su territorio, especuló con una derrota de Carlomagno, que estaba muy lejos de su base en Paderborn (hoy en Westfàlia, Alemania), para debilitar su posición frente a los Señores Francos y ser nombrado rey único; pero no contó que el territorio de Carlomagno aun hoy es el centro industrial de Europa, simplemente su ejército iba mejor armado siendo esta la base de la victoria contra los Aquitanos y las posteriores. Aunque continuó el correinado Carlomagno pasó a ser el Rey Franco principal. 

Tuvo tres etapas marcadas por una política diferente en cada una. La primera dictada por su madre. Durante esta etapa intentará conservar su supremacía sobre los Francos sin enfrentarse a su hermano; también llevará a una política más conciliadora con los vecinos y en una jugada, contra toda lógica en la política Franca, sella un pacto con los Lombardos, enemigos de los Francos y del Papado el cual Carlomagno como rey Franco había jurado lealtad. Carloman ve cortado el único flanco libre que tenía pero ve una oportunidad de legitimarse como rey de todos los Francos, bautizando su segundo hijo en Roma y por el Papa. Lo que tenía toda la pinta de acabar en guerra civil lo disipó la muerte repentina de Carloman, proclamándose Carlomagno rey único de los Francos. 

Como rey único cambia completamente su política volviendo a la política clásica Franca. Devuelve la esposa Lombarda rompiendo así el pacto. Influyo posiblemente que su hermano hizo jurar a su mujer en el lecho de muerte que su primogénito había de heredar su corona, para conseguirlo, ella huye con sus hijos y se refugian en Lombardía donde reclama el derecho de sus hijos con la ayuda del rey Lombardo, el cual presiona al Papa para que corone al hijo mayor rey de los Francos. Pero el Papa pide tiempo para meditar, seguramente temeroso de un reino lombardo unido a medio reino franco, y nunca acaba de decidirse. Cuando todos pensaban que Carlomagno atacaría Lombardía, decide atacar a los Sajones, seguramente no veía clara la lealtad de los nobles del antiguo territorio de su hermano, y atacar a unos no cristianos que hacían incursiones y que ofrecían a sus dioses los prisioneros cristianos, les sería más fácil a estos seguirlo.

Aunque conquistó Sajonia no pudo controlar ese territorio ni convertirlos plenamente al cristianismo durante diez años, por muy cruel y drástica que fueran sus acciones al sofocar las rebeliones. Acabó atacando y sometiendo Lombardía, así como todos sus vecinos. Pero el último ataque a un vecino acabó en tragedia; el gobernador de Zaragoza mientras los Omeyas intentan consolidar su Emirato Independiente en Córdoba decide cambiar de bando e invita a Carlomagno a venir a tomar posesión; Carlomagno desplaza su ejército más lejos que nunca, y cuando llega se encuentra que el complot ha sido descubierto y los esperan; entonces sin botín con que pagar al ejército decide sitiar Zaragoza que no consigue tomar, obligando a la retirada, hechos que narran el “Cantar de Roland”, cae derrotado por los vascos en Roncesvalles, donde muere Roland uno de sus mejores amigos.

La Edad Media era un mundo pensado en términos de guerra, poder y sometimiento. Un rey solo tenía un trabajo guerrear. No había administración, el rey se movía con toda su corte por sus posesiones directas y visitaba a sus nobles vasallos para que supieran que existía; y no era extraño que algún noble decidiera cambiar de rey o simplemente pasar de él. Al casi triplicar su reino Carlomagno iba de un lado a otro sofocando rebeliones o ataques a su frontera. Los reinos de la Alta Edad Media no eran muy grandes, y solían responder también a territorios ocupados por un mismo pueblo germánico; Carlomagno se había convertido en rey de muchos pueblos germánicos.

No tenía 40 años que ya había recorrido distancia como para dar la vuelta al mundo, y había matado u ordenado matar (de todas las maneras pensables en la época) tal cantidad de gente que incluso le hacía mella en su conciencia medieval, encima su cometido principal salvar las almas de sus vasallos, que una parte importante ellos lo odiaban, le parecía un fracaso; era necesario un cambio.

La derrota en los Pirineos sumada a la muerte de su tercera esposa, y a la de su madre provocará el definitivo cambio de política que lo convertirá en la imagen que tenemos hoy de él. Sin dejar de ser el implacable y algunas veces cruel con quien se le sublevaba, empezó a ser magnánimo y dar reconocimiento a sus vasallos. Al caudillo sajón que durante diez años le amargo la existencia, le acepto su rendición a cambió de aceptar el cristianismo, le devolvió parte de sus tierras, y Carlomagno en persona fue su padrino reconociendo su linaje. Empezó una política de aceptación de los pueblos conquistados como iguales a los Francos y de acuerdos con sus vecinos como le había propuesto su madre. 

Pero por lo que más se le recuerda es en las reformas que convirtieron su reino en un estado, algo que occidente había perdido con la caída del Imperio. La de efecto más inmediato y la base de la desaparición del estado carolingio fue la reforma feudal, algo que desmembró su Imperio en un siglo, pero en origen intentaba imitar la organización Romana y con su indiscutible (y temible) figura funcionaba a la perfección. 

Pero otras si transcendieron a los carolingios. Invitaba sabios de la época de dentro y de fuera del reino a su palacio de Aquisgrán, allí se discutía libremente (según los parámetros de la época) convirtiéndose en una pequeña Alejandría, donde el rey que gracias al control feudal ya no le era necesario estar en constante movimiento, participaba de las discusiones convirtiéndose el poco a poco también en erudito. Con el tiempo no invitaba sino que los sabios de todas partes querían hacer estada allí y poder debatir con el rey sabio. De allí salió el concepto de #Universidad, de educación para todos los niños y sobretodo renació Occidente. Por otra parte las idas y venidas de eruditos no solo transmitieron la producción propia de Aquisgrán, sino que quien llegaba traía los conocimientos y costumbres de su rincón del mundo, y los que salían lo redifundían al resto. De allí salió la caligrafía moderna y se modernizaron las lenguas que hoy conocemos porque el latín se convirtió en la lengua franca (no la de los francos sino la que se usa para entenderse entre gente de lenguas diferentes, como el inglés hoy).  #Unión Europea

El Papa lo corono Emperador porque lo salvo de ser linchado, pero entonces ya lo era sin necesidad de ser coronado. Primero porque él se sentía Emperador, sus anales ya reflejaban que él se veía en igual rango que el Emperador de Bizancio, El Califa o el mismísimo Papa; y segundo la Europa cristiana aceptaba su autoridad y el mundo conocido esta posición. Carlomagno tenía muchos defectos, pero al ceñir la corona resucito el Imperio de Occidente, y este con sus altos y sus bajos ha durado otros mil años. Seguramente nunca fue su intención como tampoco ha sido el padre de Europa, simplemente despertó a Occidente del sueño del olvido.