En un detallado estudio interno, el Parlamento británico ha elaborado un análisis minucioso de siete páginas, muy documentado, en el que hace referencia al giro que se está produciendo en #Cataluña desde hace unos años, especialmente desde el 2012, destacando que el independentismo es mayoritario en la nación catalana.

Los argumentos de mayor peso y relevancia son los económicos (al margen de los ideológicos, culturales y el sentimiento popular de nación conquistada y expoliada por la fuerza), ya que siendo una de las regiones más ricas de España se ve casi siempre obligada a hacerse cargo de los despilfarros y errores de otras comunidades autónomas.

Anuncios
Anuncios

Cuando a finales del 2008, principios del 2009, el gobierno español decidió vender Endesa a la italiana ENEL, desestimando la oferta propuesta por la empresa catalana Gas Natural, en Cataluña se empezó a mover un mal ambiente generalizado que, unido a la marcha atrás en el texto del Estatuto de Cataluña, modificando el gobierno y los partidos mayoritarios ciertos puntos que ya habían sido aceptados y que eran, según los dirigentes catalanes, de carácter prioritario en la redacción de dicho estatuto, fue haciendo mella en la población hasta que, el 11 de septiembre de 2012, el sentimiento independentista demostró hasta dónde había llegado al crear una gran marcha por las calles de Barcelona, que fue descrita como (según el informe británico) "una propuesta positiva y de buen tono, que modificó los factores más estridentes anti-españoles en el independentismo tradicional".

Anuncios

Lo que sucedió al año siguiente fue un hecho comentado ampliamente en todo el mundo, ya que se formó una cadena humana que unía Francia con Castellón, atravesando toda Cataluña con más de un millón de personas unidas de las manos, en una acto de unificación para reclamar por la negativa del gobierno central y el PSOE a permitirles celebrar una consulta popular sobre su futuro. Desde entonces, todo ha estado enfocado a conseguir, por la vía legal, el derecho a decidir del pueblo catalán. Hasta el punto que se señaló el 9 de noviembre como fecha del futuro referéndum catalán, y la redacción del texto que conformará la pregunta en dicho acto electoral.

El texto británico solamente aporta datos para uso de los diputados, sin entrar en valoraciones propias. Uno de los datos aportados es la pregunta doble que se redactó poniéndose de acuerdo los partidos CiU, ERC, ICV y la CUP. Hace referencia además al europeísmo que reina entre la gran mayoría de los catalanes, explicando los debates internos entre España y Cataluña sobre el posible futuro de un país catalán independiente, que sería expulsado dela #Unión Europea, según palabras del presidente Mariano Rajoy y de varios de sus ministros.

Anuncios

Incluso, a palabras del señor ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, "una Cataluña independiente vagaría por el espacio sin reconocimiento".

Es bastante curioso ver que los británicos, y no son los únicos en Europa y en otros países del resto de continentes, empiezan a tomarse en serio el tema de la #Independencia de Cataluña, y hacen sus valoraciones internas sin decantarse hacia ningún lado, restando a la espera de los acontecimientos para ver entonces cuál deberá ser su reacción, y que el gobierno de Mariano Rajoy, apoyado por la oposición del PSOE y algunos otros partidos minoritarios, se empeñan en seguir montados en el burro imperialista y no quieran bajarse para hablar seriamente de un asunto que podría ser bastante preocupante para España.

Ya que, en el supuesto que Cataluña se decidiera a tirar por la vía de la DUI (declaración unilateral de independencia) en el caso de que se les siga prohibiendo todo tipo de manifestación popular al respecto, podría desentenderse del pago de la deuda pública al no querer ser aceptada su situación como país independiente. Es una situación que se debería de evitar a toda costa, porque sería un golpe demasiado fuerte para España, que ya está en una precaria condición respecto al resto de países de la UE.