Creo que es evidente que las sociedades necesitan aferrarse a un icono, líder u organismo para sentirse unidos. No sé si los españoles no han caído en la cuenta de que la creciente fuerza de Podemos está en el empuje que los españoles fastidiados, hartos, enojados, cansados e inconformes le dan a la nueva formación política. Habría que reflexionar sobre esta situación, porque es evidente que sin el discurso de rompe y rasga del nuevo partido de izquierdas - o al menos parece inclinarse en esa dirección el partido de Pablo Iglesias - los españoles no se sienten capaces de unir su voluntad y anhelos. Los ciudadanos no creen en su fuerza, no creen en el poder que descansa en ellos dentro de una democracia.

Anuncios
Anuncios

¿Qué pasará dentro de unos años que el partido Podemos se enquiste en la dinámica del poder? Es una inercia, no es que sean hipócritas, no es que estén mintiendo ahora, es que la mecánica de los partidos políticos que pasan de la oposición a tener el sartén por el mango, requieren de alianzas, componendas, negociaciones y cabildeos para promover una reforma a las leyes existentes y cumplir con alguno o algunos de los compromisos contraídos con sus votantes. En el mundo entero ha funcionado, funciona y funcionará de esa forma. Los políticos de una formación o partido que pretenden sacar por sí solos una ley - justa o demagoga, es igual - están condenadas al fracaso. Eso lo sabe Pablo Iglesias, lo saben sus colaboradores y lo saben los demás partidos.

¿Por qué no lo saben los ciudadanos? pues porque para la masa, las cosas en materia económica, política y social, son blancas o negras, no contemplan los matices ni las gamas de grises.

Anuncios

Esas negociaciones que todo partido político se ve obligado a realizar, salen a los medios como un bofetón en el centro de la cara de la población. Los detractores mediáticos/empresariales/políticos de un partido transformarán ese cabildeo en traiciones a la población y como la población española es particularmente vulnerable al manipuleo perverso de los medios, absorben sin filtro todo lo que los diarios y noticieros revelan de sus gobernantes.

Hoy por hoy, Podemos se encuentra debatiendo el alto a los desahucios en España, si quiere detener este abuso encausado por la complicidad Gobierno/Bancos, tendrá que ser un negociador útil, cabildear con ingenio y astucia para que su primer objetivo como parlamentarios, vea la luz y repercuta en favor de las víctimas de la Banca Española. Negociar es dar algo a cambio, es ceder una parte del capital político para obtener un beneficio para aquellos a quienes se representa, no nos olvidemos de esto en ningún momento, y huelga decir que cualquier intercambio que haga Podemos con los partidos políticos españoles representados en el Parlamento Europeo no será cualquier minucia, es decir, el PP/PSOE y los partidos de derecha en Europa no se contentarán con cualquier pequeñez.

Anuncios

Podemos no tiene ninguna mayoría y es el blanco de todas las suspicacias de los demás partidos, incluyendo UPyD, el trabajo que tiene por delante no solo es arduo, sino que su camino hacia el alcance de su metas y compromisos con los españoles es francamente escabroso y la tarea, titánica.