Estos son los seis últimos requisitos que pide Miguel Ángel Revilla en su libro La jungla de los listos, publicado a principios de este año, para tener un #Gobierno digno. Según el líder del Partido Regionalista Cántabro (PRC) para cambiar las cosas en este país hay que empezar por la educación, seguido de la ética y que estas cosas nos llevan a la justicia, que es el tercer pilar. Seguramente muchos de los ciudadanos estén de acuerdo con él en los siguientes principios para un Estado:

7. No deberían de existir los sueldos vitalicios para los políticos ni las pensiones tan altas que logras tras gobernar durante 8 años el país.

Anuncios
Anuncios

Y debería de establecer una prohibición a los políticos que hayan estado en el poder, pasarse de la política a un puesto de trabajo en una empresa a la que ha beneficiado de manera política y económica.

8. La elección del presidente de Gobierno de nuestro país debería de ser mediante el voto directo. Así estaríamos ante una democracia más real.

9. No se debería de permitir el desahucio de familia con bajos recursos económicos cuando el país dispone de más de tres millones de viviendas vacías.

10. Sería recomendable estar en una Europa subordinada a los ciudadanos y no a los mercaderes. Nuestro futuro europeo debería de estar dirigido por personas que quieran ser ayuda de todos los ciudadanos y no por organismos como el Banco Central Europeo (BCE), el Fondo Monetario Internacional (FMI), el G-8, el G-20, los grandes bancos y los medios de comunicación que sólo beneficia a muy pocos y todos ricos.

Anuncios

11. Hay que defender un servicio sanitario público y una educación disponible para todo el mundo de manera gratuita, aunque puede ser perfectamente compatible con estos servicios gestionados de forma privada para la gente que no quiera hacer usos de los públicos. #Corrupción

12. Con la riqueza y diversidad de la naturaleza de España, se debería de apoyar las energías renovables, ya que no son ni contaminantes ni dañinas para el medio ambiente y además, no tendríamos que depender de otros países en cuanto al suministro de gas y petróleo.