En un proceso iniciado desde el clamor popular, de una más que justa reclamación impulsada desde el respeto, la paz y sobre todo de la voluntad de una mayoría ciudadana es triste, penosa y hasta frustrante leer noticias como la protagonizada por la ANC en estos días.

Letras más, letras menos, el resumen sería: la ANC propone la creación de un ejército catalán que contaría con 47.696 militares en activo y 64.352 reservistas y al que se tendrían que dedicar 2.584,17 millones de euros de presupuesto.

Ante lo cual a más de uno se nos queda la cara de tonto, intentando justificar los argumentos del “área de Defensa de la ANC” de la cual en un comunicado la mismísima dirección de la ANC de desmarcó e incluso quedó en evidencia que no había gustado en dicha cúpula pues la misma remarcó que “Defensa funciona de manera autónoma (¿?) y subrayaron que los posicionamientos oficiales los fija la dirección de la ANC… curiosa manera de funcionamiento pues han puesto la carreta delante de los bueyes, dejando en evidencia que su coordinación y respeto por dicha dirección es por lo menos cuestionable en la práctica.

Anuncios
Anuncios

No son cifras manejadas al azar, ni las económicas ni las logísticas, por tanto es más que claro que son medidas consultadas y debatidas por la dirección y “Defensa”, temas tan sensibles como estos no pasan ni pasarán jamás a los medios sin que antes sean filtrados, consultados y debatidos, es más, son cifras cerradas, si se dieron a conocer a los medios es por que ya contaban con el visto bueno de una dirección que, al ver la reacción de los medios y del pueblo catalán se “desmarca” del tema.

Pero bueno, un error lo tiene cualquiera y ya habrán tomado debida nota de las cosas que no son prioridad para la futura nación catalana y un ejército con su división naval y aérea incluida evidentemente no lo son.

Sobre todo teniendo en cuenta que con el gasto previsto anualmente para dicha creación puede tener una variedad de destinos tremendamente más productivos que el pretendido ejército, entre otras cosas por que existen infinidades de prioridades en esta futura nación.

Anuncios

Por ejemplo, minimizar la dependencia energética, potenciando la utilización de energías renovables, entre otras cosas, la mejora urgente de infraestructuras o la inversión en desarrollo e investigación.

En la época actual el gasto en defensa y sobre todo en Europa es un desatino, podríamos hablar de la creación de un cuerpo de inspectores de trabajo o de hacienda que sí nos garantizarían evasiones y daños a nuestra economía. O un cuerpo de inspectores de Aduana que sí tenga un control verdadero en la entrada de contenedores al puerto de Barcelona, por que no es novedad para nadie el río de millones en economía sumergida que entra por allí en el día.

Pero... ¿un ejercito? Encima con navíos que “en pocas horas estén en Somalia” ¿? ¿? Es que…hace al menos dos años que no se menciona actividad de piratería en aquella zona.

Vamos, que a Defensa de la ANC se le ha ido un poco la pinza y esto dicho de forma coloquial, pero que no deja de ser preocupante, imagino a más de un catalán plateándose ahora la viabilidad de una nación catalana, teniendo en cuenta propuestas como estas, cuando por delante nos enfrentamos a reconstruir un país desde cero, de poner los cimientos en una nación del siglo 21 y no del 18.

Es más que recomendable que en las próximas ocasiones antes de lanzar públicamente planes como estos, la ANC mida consecuencias y sobre todo tenga en cuenta prioridades.

Porque ahora mismo han dejado la impresión de comenzar la casa por el tejado, ah...

Anuncios

y en temas tan delicados como estratégicos que deberían ser motivo de consulta popular. #Referéndum #Independencia