La crisis económica que está asolado Europa estos últimos años, ha sacado a la luz las contradicciones internas que este viejo continente arrastra desde hace milenios. En las situaciones de incertidumbre y de catarsis como la que estamos viviendo afloran viejos problemas no resueltos y parece que un huracán incontenible va a arrasarlo todo.

En este contexto, se celebra este año el Bimilenario de la muerte del Emperador Augusto que falleció, Nola -Italia-, 14 de agosto del 14 d. C., en palabras del historiador Anthony Everitt: "Su política hacia las provincias y sus continuos viajes con Agripa... tuvo una consecuencia enormemente importante; generó lealtad y gratitud hacia Roma. Hizo sentir a la gente que no eran víctimas del Imperio, sino parte interesada. Eran miembros de una mancomunidad imperial. Fue esta conciencia común la que ayudó a unir a Europa y los territorios de la cuenca mediterránea durante mas de quinientos años. ¿Cuántos estadistas de los últimos dos mil años pueden reivindicar un legado tan duradero?" Augusto. El primer emperador.

Anuncios
Anuncios

Anthony Everitt.

Creo que es importante reflexionar sobre este importante y a veces olvidado, -cuando no denostado-, legado y reivindicar sin complejos (y también sin prepotencia), sobre la enorme importancia que Europa ha tenido en los grandes logros que ahora consideramos como valores universales a escala mundial. Europa crea el referente estético, a través de la tradición greco-romana, más universal y recurrente, todavía vigente y considerado como clásico. También son hijos de Europa las grandes corrientes de pensamiento -cristianismo, humanismo, marxismo, capitalismo, etc.-, que con sus contradicciones y enfrentamientos están en la base de las democracias modernas y en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU firmada en Paris el 10 de diciembre de 1948, que proclaman entre otros valores, la no discriminación del ser humano por razón se su sexo, religión o condición social.

Anuncios

Por todo lo anterior y mucho más, ser Europeo es un privilegio y privilegiados somos los que hemos nacido en este rincón del mundo a pesar de la ola de pesimismo que ahora nos atenaza. #Unión Europea