Muchos son los catalanes a los que se le ilumina la mirada cuando hablan del 9N y la gran oportunidad que tiene Catalunya de ser una nación soberana.

El proceso está en marcha y es imparable, de la misma forma que en las europeas lo ha sido el terremoto político provocado por PODEMOS, aunque ahora ya le han puesto el cebo y juraría que Iglesias morderá, por que su ego lo perderá.

La cosa es que gracias a todos esos hechos "casualmente" el rey decide abdicar con el argumento de darle paso a nuevas generaciones, ¡¡vaya!! Por si fuese poco el nuevo monarca decide que su primera visita sea en Catalunya, es que en algunas esferas del poder aún piensan que la gente no se informa ni piensa.

Anuncios
Anuncios

A 300 años del cercenamiento de una nación, donde el monarca de turno se pasó por allí mismo a la Generalitat, donde se da incluso algo tremendamente curioso como un municipio español ( esperemos que pronto sea catalán) metido dentro de territorio francés, creo que es algo único en el mundo, Llívia, en la comarca de la Cerdanya.

Desde Madrid se intenta meter miedo a los jubilados, argumentando que no se podrán pagar sus pensiones, algo imposible de afirmar, lo mismo sucede con nosotros, los inmigrantes, los cuales según Madrid pasaríamos a ser ilegales, o tantas otras pretendidas manipulaciones que emergen desde las filas del PP.

Se alimentan de unos medios de prensa sin escrúpulos dispuestos a todo para mal informar a la población, para distorsionar la realidad y meter dudas y miedo a todo aquel que sea posible, mientras tanto elevan la presión económica ahogando todo lo posible a las arcas catalanas.

Anuncios

Atacan su lengua, fabrican titulares sensacionalistas , se escudan interpretando a su modo la constitución.. etc.

El caso es que el próximo 9N Catalunya tiene la oportunidad única de ser dueña, al fin, de su propio destino, de construir una nación desde los cimientos, de convertirse en un país libre por la voluntad expresa de sus ciudadanos. Sin conflictos, sin derramar una gota de sangre ni enfrentamientos que luego provoquen heridas dolorosas en su tejido social y económico.

Claro que no será fácil, nunca lo es cuando son cambios radicales y profundos, pero que nadie se confunda, el 10 de noviembre, una vez el pueblo catalán diga SI a una nación fuera de España es cuando comienza la etapa de transición.

Transición que implica un traspaso ordenado de poderes, de infraestructuras, de creación de nuevos organismos de estado, de un nuevo gobierno, nueva o mejor dicho flamante constitución, de la misma forma que todo el resto del aparato financiero o productivo del país, o la marcha de fuerzas de seguridad, en fin, una reestructura general que puede llevar incluso un par de años.

Anuncios

En medio de eso el uso de la moneda sin duda seguirá siendo el euro, los pensionistas cobraran igualmente, el resto de los servicios funcionarán normalmente y si bien como suele pasar en un cambio, se producirán algunos inconvenientes, no será el fin del mundo.

Para que eso suceda, para que al fin seamos una nueva nación los que aquí vivimos y pretendemos ser independientes tenemos que pensar que nada se hace solo, si estás convencido que lo mejor es una nación libre, si tienes claro los beneficios que esto traerá, no dejemos de hablar con aquellos que no lo tienen claro, con lo que dudan y sobre todo con aquellos que están en contra de ello.

No existirá otra oportunidad, es esta o esta, aquí Catalunya se juega todo, pone toda la carne en el asador, se juega su futuro, su independencia. Ahora, si estás conforme con que seamos la hucha de 14 comunidades autonómicas, bajo la patraña de ser solidarios pues las otras regiones son pobres o desfavorecidas ( conste que en 30 años de democracia no han hecho NADA para mejorar eso), si estás dispuesto a que sigan intentando una y otra vez menguar o debilitar el uso y difusión de una lengua propia…… no vayas a votar.

Pero si estás convencido o casi, infórmate, no te quedes solo con lo que te pueda decir un independentista, o un español que no quiere la ruptura del reino, compara la información e intenta ser objetivo antes de tomar la decisión. Como inmigrante sudamericano me pronuncio a favor de la independencia pues no se trata solo de la economía, es cuestión de identidad, de preservar la cultura, la lengua, las tradiciones, de hacer justicia en el tiempo, de ser valientes a la hora de decidir.

Que los años de dictadura que los que peinan canas sufrimos sirvan de algo, que al menos por una vez recordemos la importancia y el valor que tiene el derecho de votar, que mas que derecho es una obligación moral y ética en este caso.

Es la oportunidad, la tenemos nosotros en nuestras manos y es nuestra hora, la hora del pueblo que debe y tiene que decidir, tenemos la oportunidad de pasar página creando una nueva nación, de edificar juntos, todos, un país más justo socialmente, más equilibrado, más próspero, más moderno, menos corrupto, más productivo, un país donde sea un orgullo vivir, donde el futuro sí sea posible.

¿Y te vas a perder esa oportunidad? Yo que tú ni me lo pienso. El 9N voy a las urnas, un nuevo país me espera y no deseo defraudarlo. Por el 29º país de la Unión Europea.