Una de las primeras tiendas online, en la historia de España, está en concurso de acreedores y, ante su grave situación económica, ha decidido ofrecer todas las prendas que hay en la página, por sólo cinco euros, a lo largo de unas 72 horas.

El Armario de la Tele se creó en el pasado año 2009 y se basaba en ofrecer la opción de comprar las prendas que lucían las presentadoras, en los programas de televisión. Si te gustaba un vestido de una determinada presentadora, entrabas en la web, y ahí lo tenías. Pero, casi ocho años después, la empresa ha sido declarada en concurso de acreedores por un juzgado de Madrid, según se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado.

Anuncios
Anuncios

Con la oferta de "todo a cinco euros", el portal busca deshacerse de todo su stock, en el tiempo récord de tres días, y poder hacer frente a las múltiples deudas que arrastra. Cuando apareció "El armario de la tele" se convirtió en una auténtica novedad, ya que, todavía los consumidores no estaban acostumbrados a adquirir ropa por Internet; pero, con el tiempo, y a causa de la crisis económica, las ventas fueron cayendo en picado.

Las prendas eran excesivamente caras y cada vez había más portales de compra de moda online, como puede ser Zalando o Sheinside (que realiza campañas publicitarias a través de las youtubers e instagrammers más importantes del país) donde podrías comprar copias exactas, Made in China, un 80% más baratas que las originales, y El Armario de la Tele no supo renovarse.

Anuncios

Los precios eran altos y se podía encontrar el mismo vestido en otra página, o el mismo complemento, a precios más adaptados a los actuales salarios.

¿Quién no se acuerda de los anuncios de la página web?

La empresa fue una visionaria en el campo de las compras on-line y, quizás, la primera empresa grande del sector que cierra sus puertas, por no saber dar a los consumidores, lo que realmente buscan.

¿Crees que irán cayendo, poco a poco, más empresas de este tipo a causa de la crisis? ¿Has comprado, alguna vez, en la tienda? Sin duda, el mundo de la moda es muy competitivo y el consumidor joven busca ropa bonita y barata, para poder pasar la temporada. Ahora, es muy fácil conseguir copias, de mayor o menor calidad, a precios muy económicos; y, al final, en la situación en la que está viviendo la mayor parte de los españoles, poca gente puede gastarse 150 euros en un vestido, aunque lo haya lucido Sara Carbonero. Una copia del vestido vas a poder adquirirlo por menos de 30 euros, en otra página. #Lowcost #ropabarata #chollo