Vivimos en un mundo empapado de tecnología por todos lados, lo que ha traído en auge el surgimiento de muchos modelos de negocios novedosos y cada vez son más frecuentes las tendencias para emprender que tiene esta generación, comparadas con los negocios del siglo pasado.

Aquí te traemos una de las principales herramientas que debes manejar si deseas tener un startup exitoso: El poder de la oratoria.

Ideas geniales se les ocurren a cientos de jóvenes cada día, por y para la tecnología. Pero se han preguntado alguna vez, ¿qué sucede que no se llevan a cabo todos estos modelos de negocios? Más allá de ser un problema de inversionistas o networking en el emprendimiento, muchas veces el problema radica en cómo convencer a otros de tus ideas, no en tus ideas mismas.

Anuncios
Anuncios

De este problema se dieron cuentan los padres pensadores de Occidente. Personajes como Demóstenes, Pericles, Cicerón y hasta el mismo Sócrates obtuvieron el éxito de su legado gracias a su habilidad de #Oratoria y retórica.

Seguramente dudarás ahora de si posees los dones y talentos para convencer a otros, pues, déjame decirte que traigo buenas noticias: ¡Todos tenemos el don de la oratoria! Pero como con toda habilidad en la vida, se trata de ejercitarla cada día: con tus familiares principalmente, con tu pareja, con tus amigos, compañeros de trabajo, compañeros del instituto, etc. (Incluso es hasta recomendable practicar un poco con desconocidos en la calle: ¡nunca se sabe quién pueda ser un potencial aliado para tu negocio!).

Necesitarás hacer dos cosas para llevar a cabo una carrera exitosa como orador: primero, investigar y estudiar todo lo que puedas sobre la oratoria.

Anuncios

Revisa cuánto material de lectura consigas, ve tutoriales por internet, busca cursos en tu ciudad, de seguro que hallarás. Instrúyete todo lo que puedas a nivel teórico. Y segundo y más importante: ¡PRÁCTICA!

Si no practicamos las habilidades de oratoria y retórica que poseemos, nunca llegaremos a saber que tan buenos somos convenciendo a alguien, sobre todo si se trata de esa idea genial que se te está ocurriendo para un modelo de negocio prometedor.

Aquí te dejamos algunos consejos para que vayas practicando:

  1. Echa fuera todo temor: Recuerda que, en todo punto de partida a una propuesta por hacer, sea una propuesta de negocios o una propuesta romántica, todas parten desde cero. Cuando alguien propone algo no tiene nada que perder en realidad. Así que adelante, si te rechazan, siempre puedes volver a recurrir a otro millón de posibilidades más. ¡No te rindas!
  2. Haz ejercicios de respiración: Me preguntarás, ¿por qué debes hacer ejercicios de respiración? La respuesta es sencilla: la respiración es la base de todo. Si aprendes a controlar tu respiración y usar técnicas para la relajación, estarás más sereno a la hora de hacer un negocio. Recuerda que a nadie le gusta la gente nerviosa, así que relájate, no tienes nada que perder al presentar tus ideas.
  3. Imponte retos y exponte a la crítica: la crítica o la derrota a veces terminan siendo el mejor incentivo para la superación personal. Si practicas cada día tus habilidades para hablar (hasta para escribir) y recibes críticas, recibirás observaciones distintas, incluso hasta de tus oponentes, y eso es algo bueno. Toma todo lo que te digan, desecha lo que no te funcione a lo largo del camino y sigue perfeccionándote en el arte de convencer a otros.

¡Adelante, no esperes más!... ¡A por ellos, campeón, con-vénceles! #Emprendedores #Empresas