La primera camiseta I feel like Pablo

Asspizza es el apodo de un chaval de 17 años llamado Austin Butts. Aprovechando el tirón de del rapero #Kanye West y su último álbum The life of Pablo, se animó a comercializar camisetas muy parecidas a la última línea que diseñó el famoso rapero. Lo que no esperaba el joven Austin es que sus camisetas, no sólo corrieron como la espuma por las redes y se vendieron “como rosquillas", sino que llegaron al mismísimo Sr. West y éste decidió inmediatamente incorporarla a su colección para venderlas. “Tan sólo pensamos que sería divertido falsificar camisetas”, decía el chico que comenzó a vender su propia réplica por 20 dólares sin pensar todo lo que vendría después.

Kanye lució en un gran evento el diseño I feel like Pablo

Madison Square Garden de Nueva York, gran evento de presentación de la nueva colección del rapero llamada Yeezy Season 3 en colaboración con una gran firma deportiva. Grandes invitados como Naomi Campbell o el cantante de #Rap Young Thug. La camiseta que llevaba Kanye con la frase trending “#I feel like Pablo” generó más expectación que la nueva campaña de moda que pretendían presentar. Después de esta aparición, grandes influencers como Kylie Jenner o Ian Connor la lucieron en sus vídeos e hicieron la tendencia aún más viral.

"¿Qué hay más auténtico que una falsificación?" 

Según declaraciones de Asspizza, todos en el equipo de Kanye tienen ya una camiseta I feel like Pablo y aseguran que al Sr. Kanye le encantan. Y es que la filosofía callejera de West afirma que no hay nada más auténtico que una falsificación, abriendo así el camino a muchas firmas que se han animado a hacer "sucedáneos" de los productos Kanye-Pablo sin que vean sobrevolar sobre sus cabezas el fantasma de las denuncias por plagio. 

Mientras tanto Asspizza, ya establecido como nombre comercial, sigue dedicando su actividad diseñando productos que "evocan" a marcas punteras, rozando el plagio. Ha conseguido cabrear a firmas de diseño tales como Marcel Zago por alguno de sus estampados y enamorar a Nike con la que ha colaborado formalmente en algunos diseños.

Personalmente pienso que todo esto podría ser perfectamente una nueva modalidad de campaña orquestada  tras los telones de las redes, del mismo modo que grandes fenómenos de la canción han nacido mágicamente con sus covers y grabaciones en Youtube sin que nadie llegara a sospechar que SONY o cualquier otra, estaba detrás de todo. ¿Cuál será la verdad? Tal vez nunca lleguemos a saberlo pero mientras tanto, sospechar es divertido.