Hasta hace algunos meses escuchábamos cómo debatían en el Congreso de los Estados Unidos la posibilidad de reformar la #Enmienda 14, la cual en esencia  proclama que toda persona que nazca en suelo americano goza de ciudadanía americana y todo lo que ello representa a futuro.

Pero esto sólo se había debatido y yo mismo lo había pensado por el tema de la ilegalidad y de la cantidad de personas que traspasan la frontera para llegar a suelo norteamericano para lograr mejores condiciones de vida.

Hoy surge un nuevo escenario, donde quienes cruzan la frontera no son ni pobres  ni indocumentados, son ,en conclusión, personas de varios países cuya capacidad económica es buena y quieren ir a tener a sus hijos a los Estados Unidos.

Anuncios
Anuncios

¿Capricho o negocio?

Para Estados Unidos, como país, esta práctica puede ser a futuro algo que le represente unos buenos millones de dólares en impuestos, además de que el dinero de ese futuro ciudadano adulto representa una entrada fija para las arcas de los Estados Unidos.

Los diferentes políticos, entre ellos el magnate Donald Trump, pidieron corregir la Enmienda 14. Además dijo que si fuese algún día presidente de los Estados Unidos  les quitaría la ciudadanía a todos los niños nacidos en suelo americano (recuerden que Trump en sus discursos tiene a los latinos y a muchos extranjeros como lo peor de lo peor para no entrar en más detalles).

Pero la pregunta surge, ¿qué va a ocurrir si corrigen la Enmienda 14 cuando lo que se está haciendo es ofreciendo una oportunidad a personas de clase media o alta a ir como turistas a Estados Unidos y allí tener a su hijo, brindándoles todo tipo de asesoría? ¿Este negocio seguirá en pie si se hace la corrección a la Enmienda 14 que según muchos políticos es ambigua y carece de sentido para la realidad del siglo XXI?

Vale la pena destacar que la idea surge de un grupo de médicos que viendo el potencial del negocio se asociaron para darle a muchas personas y familias la oportunidad de tener a sus hijos en suelo norteamericano.

Anuncios

Esperemos a las elecciones y así nos daremos cuenta de si realmente la Enmienda 14 es reformada para poder frenar un negocio tan lucrativo. #turismo de partos #Partos en EE UU