La mítica firma Calvin Klein ha anunciado este martes el nombramiento del diseñador belga #raf simons (Neerpelt, 1968) como Director General Creativo. La marca ha anunciado a Simons dos días después de que venciera el pacto de no competencia que el creador firmara con Christian Dior, donde ejerció como Director Creativo hasta octubre del año pasado. 

La nueva designación pondrá a este diseñador industrial a cargo de todo e catálogo de la marca, que incluye, además de las colecciones masculina y femenina, desde las creaciones textiles de ropa para el hogar hasta la linea de vaqueros y la colección de prêt-a-porter presentada cada temporada en la Semana de la #Moda de Nueva York.

Anuncios
Anuncios

Simons sustituirá a la dupla conformada por Francisco Costa e Italo Zuccheli y asimismo supervisará la imagen de la marca en todas sus próximas campañas de publicidad y marketing. 

Tras abandonar Dior, Simons fue reemplazado en la casa francesa por la diseñadora Maria Grazia Chiuri. Este mismo martes fue anunciada también la designación de Pieter Mulier como director creativo de #calvin klein. El consejero delegado Steve Shiffman afirmó que la designación de Simons al frente de la marca tendrá un gran impacto el el futuro de la empresa, destacando las enormes aportaciones del creador a la moda. 

Raf Simons comenzó su carrera de forma independiente y al poco tiempo se puso a las órdenes de los diseñadores Walter Van Beirendonck, Martin Margiela y Jean-Paul Gaultier. Desde 1995 ha mantenido además su propia firma homónima, al mismo tiempo que se ha desempeñado como Director Creativo de las casas Jil Sander y Dior.

Anuncios

El debut de Simons en Dior fue alabado por la prensa especializado y reflejado en un aumento considerable de ventas tras sustituir a John Galliano, quien fuera despedido de forma abrupta por insultos racistas en estado de ebriedad, recordado como uno de los grandes escándalos recientes de la industria de la moda.

La decisión de Simons en ponerse al frente de una marca como Calvin Klein, caracterizada por un modelo de negocio absolutamente comercial, se contrapone con sus críticas hacia el actual sistema de la moda. Ahora se verá de qué forma podrá compaginar acción y opinión.