Pocas actrices por su séptima década de vida han logrado reinventarse con éxito para seguir vigentes, y Susan Sarandon (Nueva York, 1946) es una de ellas. Si hace poco tiempo declaraba que pensaba dedicarse al #Cine porno de calidad, ahora es el diseñador Marc Jacobs quien la pondrá en páginas de papel couché y avisos publicitarios de medio mundo. Sarandon es el nuevo fichaje de la campaña del famoso creador, donde participan además otros rostros del cine, la música y la #Moda como Marilyn Manson, Cara Delevigne o Kendall Jenner.

Sarandon, a un año de cumplir setenta años, ha sido elegida por Jacobs por encontrar en la intérprete y su personaje de Janet en "The Rocky Horror Picture Show" una sutil rebeldía que cambió la noción de los roles de género.

Anuncios
Anuncios

El film dirigido por Jim Sharman en 1975 y protagonizada por Sarandon junto a Tim Curry y Richard O'Brien, se transformó en una serie de culto. La cinta es un musical que honra y a la vez satiriza las películas de ciencia ficción, particularmente las producciones en blanco y negro de la RKO. La cinta ha sido además, adaptada al teatro musical durante tres décadas en gran parte del mundo con un éxito arrollador.

El mismo Marc Jacobs ha confesado pasar incontables viernes y sábados por la noche viendo la película durante su adolescencia. Según el diseñador norteamericano, "The Rocky Horror Picture Show" se convirtió en una invitación a vestirse y expresarse con libertad", y en ello, Susan Sarandon llevaba la batuta. La elección también es justificado por Jacobs en el nivel interpretativo de la actriz, con un talento y poder "muy arriba en la escala", señala el modisto.

Anuncios

La actriz ha posado para la última campaña de Marc Jacobs con un sugerente escote y un vestido con aplicaciones brillantes. También han sido fichados los músicos Keiji Haino, Courtney Love y la actriz Sissy Spacek. Marc Jacobs fue también el artífice de resucitar a la actriz Winona Ryder en su anterior campaña publicitaria. Lady Gaga, Cher, Missy Elliot y otra larga lista de celebridad parecen afirmar también el idilio con Marc Jacobs y sus intenciones de inmortalizar a todos los iconos LGBT contemporáneos.