El maquillaje es una actividad que crece día a día en el mundo, crea empleo y mueve grandes cantidades de dinero. Son muchos, más concretamente muchas, los que se interesan por aprender las técnicas de este arte tan poco valorado hasta hace unos años, y eso se puede ver constantemente a nuestro alrededor.

Este cambio se debe a la llegada con fuerza de las redes sociales. En un inicio el mundo blogger comenzó dedicándose a la #Moda, pero poco a poco ha ido evolucionando, y perfeccionando su manera de llegar a clientas pasivas. 

Con la llegada de Youtube, en 2005, se dio un paso más, y se acerco el fenómeno del maquillaje a muchas mujeres que anteriormente no estaban interesadas en este campo.

Anuncios
Anuncios

Numerosas mujeres, de todas las edades, empezaron a dar su opinión sobre diferentes productos y cosméticos frente a la cámara, provocando una respuesta consumista en estas nuevas espectadoras que las veían desde sus casas, y se sentían atraídas por las experiencias cercanas, y las opiniones reales de otras consumidoras.

Desde mi punto de vista este fue el comienzo de una nueva manera de vender y de atraer al público. Y el mundo del maquillaje se ha transformado por esta razón. Cada vez es más común pasear por una calle y ver innumerables tiendas de cosméticos tanto low cost, como de alta gama, una gran variedad para cualquier edad y bolsillo. ¿Hace un par de años esto era normal? No, no era así, dificilmente encontrábamos dónde comprar un producto de esta categoría a un precio asequible.

Anuncios

Las marcas se están reinventando y nuevos productos llegan al mercado constantemente. Innovadoras marcas hacen eventos millonarios para darse a conocer. Las revistas regalan cosméticos, y miles de vídeos y artículos en la web hablan o tratan sobre este tema. 

¿Qué ha pasado? ¿Por qué todas las mujeres se han vuelto locas por hacerse con los nuevos productos de maquillaje de muchas marcas? ¿Qué ha provocado todo este cambio? ¿De dónde sale todo este interés? ¿Tendrán que ver las redes sociales en este especial suceso? #Globalización #Mujer